23.1 C
Havana
jueves, octubre 21, 2021

Autopista 836 se extendería por encima de los Everglades

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
1kmh
40 %
Jue
29 °
Vie
29 °
Sáb
29 °
Dom
30 °
Lun
29 °

Un reportaje del diario Miami Herald refleja como el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, le ha dado luz verde a un proyecto de ampliación de la autopista 836 -el conocido Dolphin Expressway- a través de los humedales del Everglades, algo que ha crispado los nervios de los ambientalistas.

Dice Adriana Brasileiro en su nota, que DeSantis desoyó incluso la recomendación de un juez a la hora de tomar su decisión, y que ya se vislumbra un camino expedito para extender el Dolphin/836 Expressway hacia el sur, paralelo a la 157th Ave del SW, que corre junto al Bird Basin Park.

Los ambientalistas y expertos consideran que esta autopista afectaría humedales destinados a ayudar a preservar los Everglades y el suministro de agua potable del condado; y lo más interesante de esta medida tomada por DeSantis es que su análisis surgió el martes, de último minuto en una reunión, y rápidamente DeSantis dio su aprobación, respaldado por el director financiero Jimmy Patronis y la procuradora general Ashley Moody. La única que votó en contra fue la comisionada de Agricultura, Nikki Fried.

«Usted se pone del lado de los desarrolladores a favor de dañar la restauración de los Everglades, arriesgando la vida silvestre, las tierras agrícolas y el suministro de agua de Miami-Dade, sin reducir realmente la expansión urbana», dijo Fried durante la reunión. La batalla se vislumbra dura en los próximos meses, pues además de los ambientalistas la propia Fried podrá ser decisiva en lo que se haga ya que se postula como gobernadora de la Florida.

Se trata de un viejo problema que nadie ha podido resolver y cuyas soluciones no parecen convencer a nadie. De un lado, el tráfico horrendo de Miami; del otro, el medio ambiente.

Pero, ¿lograría esta extensión a la autopista 836 solucionar el problema? No lo parece.

Los más entendidos en esta materia aseguran que la demora en la construcción sería prolongada con relación al crecimiento demográfico de la ciudad. Es decir: la solución de ahora podría no ser una solución cuando se termine la autopista, pues la cantidad de vehículos que usarían el 836 para entonces sería mucho mayor que el que se prevé hoy. De hecho se hacen cálculos, pero ya hablaremos de ellos.

Desde septiembre del 2018 este plan había sido aprobado -no sin rechazos- por una comisión del condado Miami-Dade.

Desde ese año los planes para el Kendall Parkway, una extensión de 13 millas a State Road 836 que costaría según cálculos unos $ 1 mil millones, han enfrentado no pocos votos en contra para seguir su normal curso.

Quienes lo apoyan refieren que es una «solución para la congestión en los suburbios del oeste del condado», pero los que están en contra, principalmente ambientalistas y activistas comunitarios, dicen que el controvertido proyecto será dañino para el medio ambiente.

Estos últimos afirman además, explica el Miami Herald, que el proyecto viola el plan de desarrollo integral de Miami-Dade y solo proporciona pequeñas mejoras en los tiempos de viaje.

Extensión de la autopista 836. ¿Real solución o dinero para los contratistas?

En septiembre del 2018, cuando fue aprobado 9 a 4 el proyecto, Tropical Audubon Society presentó una demanda un mes después argumentando que el proyecto violaría el Límite de Desarrollo Urbano del condado, que fue creado para proteger a los Everglades de densas subdivisiones suburbanas y complejos comerciales.

Cualquiera pensaría que esta oposición al desarrollo no tendría fundamento pero, cuando se presentó la primera de las demandas en la corte, otro asunto saltó las alarmas. Esta extensión millonaria al 836 solo ahorraría, en tiempo de viaje, 6 minutos a los choferes (actualmente el viaje desde Kendall al centro de la ciudad en horario pico, ida y vuelta, puede ser hasta de dos horas).

Entonces, ¿para qué construir esa extensión? ¿Para ahorrarse seis minutos de viaje?

Parece ridículo, pero el daño no estaría ahí, sino en el medio ambiente.

Lo sucedido este martes, visto «en plata», es una revocación de DeSantis a una orden dada por un juez que había propuesto a la ciudad buscarse un permiso del Departamento de Protección Ambiental para construir en los humedales.

Y es que, más que nada, la ampliación de la ciudad de Miami si bien exige mejorías en el tráfico, más importante aún es que sus habitantes tengan agua fresca y limpia para tomar y bañarse. Dicho de otra manera: los habitantes de Miami-Dade pueden lidiar con 6 minutos más de tráfico en el 836, pero no con la falta de agua.

Precisamente allí, en los Everglades y en otros lugares, se busca reponer el suministro subterráneo de agua potable de Miami-Dade. La extensión al 836, dicen los ambientalistas, destruiría los humedales que ayudarían en ese propósito, porque además serían una especie de punta de lanza para una mayor expansión suburbana. Es decir: aparece la autopista, aparecen las gasolineras, restaurantes, negocios, núcleos urbanos.

Miami Herald indica que «los humedales, conocidos formalmente como Bird Drive Basin, son una rara franja de tierra vacía fundamental para reponer el acuífero poco profundo que suministra el agua potable del condado (…) y es parte de la restauración en curso de los Everglades, y parte del plan de 2000 para trasladar más agua hacia el sur a las marismas dañadas por el control de inundaciones…»

Entonces, o tomamos agua o nos ahorramos seis minutos al volante.

Noticia en Cubacomenta hoy: Helado por reservaciones y cola de un mes para comprar cigarros

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡RECARGA DOBLE al saldo principal!RECARGA AQUÍ
+