22.2 C
Havana
domingo, octubre 24, 2021

Camagüey: Acosan a joven que reparte medicamentos gratuitos

Havana
nubes
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
1kmh
86 %
Dom
30 °
Lun
31 °
Mar
30 °
Mié
30 °
Jue
27 °

La presidenta de un CDR no concibe en su mente que existan personas que puedan donar y regalar medicamentos.

Diana Morciego es una joven camagüeyana, mano derecha en la tierra de los tinajones de Masiel Rubio, la cubana que desde Madrid (España) ha logrado mandar a la isla de manera gratuita más de una tonelada de medicamentos. Diana en Camagüey los reparte, sin cobrar un centavo; llama a las personas para que vayan a su casa, y con absoluta transparencia les da las medicinas. Sin cobrarles un centavo. Pero… la presidenta de su CDR dice que ella las vende.

Sobre este asunto -la suspicacia y las subjetividades- habíamos alertado recientemente. El Estado cubano insiste en negar la existencia de estos grupos de activistas que se raspan las rodillas y se le engarrotan los músculos del cuerpo repartiendo medicamentos llegados a Cuba por concepto de donación; y lejos de ayudarlos en su labor, felicitarlos, contactarlos, insisten en mantenerlos al margen de todo y hasta les ponen trabas en sus gestiones.

Cuando un gobierno no ayuda a los grupos civiles, suceden estas cosas. Ese es el bloqueo interno, duro y cruel, principalmente en las mentes de los miles y miles de dirigentes cubanos, funcionarios de pacotilla y de barrio, que cual ladrón que juzga a otro por su condición, no le cabe en su mente que una joven como Diana Morciego pueda repartir gratuitamente medicinas, porque ¡claro! es un negocio muy lucrativo en Revolico y nadie puede resistirse a la tentación de regalar un medicamento cuando perfectamente puede venderlo.

tal vez quieras leer: Madrid: activistas logran enviar una tonelada de medicamentos a la isla

Permítames decirle que ese alguien existe. Y se llama Diana Morciego.

Autoridades en Camagüey deberían «pensar como país»

De hecho hay miles como ella en Cuba. Gente absolutamente altruista, con deseos de vocación y de servir, para lo que sea. De ayudar y curar. Muy poco favor hace esa presidenta de CDR, sin pruebas, y la Seguridad del Estado vigilándola o citándola, en lugar de… como dice ella, siquiera darle las gracias por su labor humanista.

Así explicaba ella el pasado 19 de agosto el «problema». En un post en el que arremete contra la gente que en Revolico «vende medicamentos sin vergüenza alguna y a exorbitantes precios con la cantidad de necesitados que hay», ella expresa:

«El problema mío es el siguiente: la presidenta del CDR donde vivo actualmente asegura que yo vendo medicamentos, aunque se le haya dicho que yo los dono. Como salí el día 11 ella da por sentado que yo los vendo. Además de eso, la seguridad del estado, que seguro también está leyendo esto. Un saludo a todos. Quiere verme porque no sabe de donde llegan las cosas que yo dono»,

dijo en el segundo párrafo de un post que cierra resumiendo el sentir de muchos.

«A ninguno les ha dado por decir, gracias Diana, por ayudar al pueblo, gracias por tu labor, no. Lo de ellos es machacar al que hace algo bueno».

«Y a estos que publican en Revolico estas cosas los dejan hacer lo que quieren. Que nadie venga a mi casa a pedirme explicaciones, no antes de pedírselas a esta gente. Sean traídos o sean de la farmacia de República. Hay que ser **** para aprovecharse de esta situación», concluyó.

¿Dónde están esos revolucionarios del barrio de los que habla Miguel Díaz-Canel? Esos militantes de conciencia… los que dicen «pensar como país». La prensa camagüeyana… el Gobierno, la Asamblea del Poder Popular. Los CDR con Gerardo a la cabeza.

No existen. No funcionan. No se articulan como deben. O deberían.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡RECARGA DOBLE al saldo principal!RECARGA AQUÍ
+