28.7 C
Havana
lunes, octubre 18, 2021

Camagüey: Profesores y estudiantes son reclutados como «matones»

Havana
nubes dispersas
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
70 %
3.6kmh
40 %
Lun
29 °
Mar
28 °
Mié
29 °
Jue
30 °
Vie
30 °

Periodista camagüeyano denuncia que estudiantes y profesores universitarios están siendo conminados para «proteger lugares»

La represión en Cuba -quienes la ordenan- quiere contar con profesores y estudiantes. En redes sociales, el colega José Raúl Gallego denuncia que «en la Universidad de Camagüey están ordenando a profesores y estudiantes ‘activar’ grupos de 30 o 40 por facultad para ir a ‘proteger’ lugares específicos de la ciudad cuando sean llamados».

Desde siempre la policía política y el castrismo usan a civiles para disfrazar la bestialidad de sus métodos. Lo aclara en su post Gallego: «Los profesores y los estudiantes no son policías. Por lo que hemos visto en los últimos días ‘proteger lugares’ significa en muchos casos agredir a personas que asisten a lugares públicos (que son de todos los cubanos, calles, plazas, edificios de gobierno) a ejercer sus derechos».

Nacido en Camagüey, el periodista cubano José Raúl Gallego -quien reside actualmente en México- expresa asimismo: «Me partiría el alma ver a gente buena que, por miedo, permita que les den un palo, como si fueran matones, y los pongan en una esquina a enfrentar a los que podrían ser sus propios alumnos o compañeros. Una vez que se está allí, rodeado de una policía que no ha dudado en repartir golpes y de gente cansada, que si los golpean va a responder, no se sabe lo que puede pasar. Es mejor evitar que tener que lamentar. Si los profesores-policías que hay en esa universidad quieren dar palos, o «proteger» algo (sus privilegios o más que privilegios, migajas, en muchos casos), que lo hagan ellos».

Ojalá que los estudiantes y profesores de la Universidad de Camagüey que quieren enrolar para esa tropa de civiles disfrazados de esbirros, no cedan a las presiones. Ojalá escuchen a Gallego. Ojalá no sean parte del despropósito de enfrentar a otros cubanos, esa nefasta orden del gobernante Miguel Díaz-Canel.

De hacerlo, muchos de estos estudiantes y profesores se arrepentirán -seguramente- cuando se enteren de cómo fueron tratados otros jóvenes que fueron detenidos en la provincia por protestar pacíficamente, como Jaime Mantilla Peña. Al salir esta mañana narraba así a un amigo lo sucedido, mientras se encuentra en prisión domiciliaria y a la espera de ser juzgado:

«En un momento, por el Parque Pintor, en el centro de Camagüey le cayeron encima la policía uniformada y de civil, comenzaron a golpearlos. Él vio cuando golpeaban a un primo nuestro (Alfredito) y salió en su defensa: «no lo golpeen, no lo golpeen». Fue suficiente para que se lanzaran contra él. Le dieron con todo, ahí estaba anoche adolorido y lleno de golpes. A su novia, que estaba con ellos, no la golpearon, pero igual la cargaron».

Luego, según cuenta Mantilla Peña, «los llevaron a la estación de policía de Montecarlos, les quitaron los celulares (que han quedado ‘como evidencia’ en las manos de la policía política)… en la pequeña celda para 8 personas eran 15 jovencitos, incluyendo a un niño de 16 años: ‘Imagínate que yo que tengo 23 era el mayor de todos’. En su celda además metieron al Padre Castor Alvarez, ese que aparece herido en videos y fotos, al que le dieron con un palo en la cabeza y que había llegado a la manifestación en el momento de la paliza para interceder y que no golpearan a los muchachos. Los mantuvieron incomunicados todo el tiempo durante los tres días en aquella celda inmunda, con el piso mojado y sucio, le dieron todo el tiempo un pedazo de pan ácido y una ‘guachipupa’ caliente y a pesar de pedir atención médica por los golpes y heridas jamás se la brindaron».

Puede leer también: Cuba: se criminalizan las protestas desde los medios oficialistas

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

Combos de COMIDA para CUBA con CARNE DE RES ENVIAR AHORA
+