27 C
Havana
lunes, octubre 18, 2021

Campesinos y la odisea de las altas tarifas de luz y agua

Havana
nubes dispersas
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
70 %
3.6kmh
40 %
Lun
29 °
Mar
28 °
Mié
29 °
Jue
30 °
Vie
30 °

Una de las quejas más recurrentes en todo el país a raíz de la implementación del llamado «ordenamiento» es la denuncia hecha por los campesinos y productores de alimentos sobre el precio del servicio de luz y agua, cuyas altas tarifas los ha obligado en muchísimos casos a tener que dejar de poner la turbina, parar el regadío, lo que a modo de resumen se simplifica así: dejar de producir.

Han pasado más de seis meses de estas denuncias -y decimos seis meses, que es un semestre, pero en realidad son ocho, pues esta tarea «ordenamiento» entró en vigor el 1ro de enero de este año aunque ya las directrices fueron planteadas a finales del 2020 -y son denuncias que se han escuchado desde Pinar del Río a Guantánamo.

En un país donde los alimentos son escasos, en medio de un proceso que, según el gobierno, busca estimular la producción interna y abandonar la mentalidad importadora, lo más lógico resulta que tras las primeras quejas, el gobierno articulara todos los mecanismos y, con la vista siempre puesta en surtir de alimentos al pueblo, le rebajara las tarifas de agua y electricidad a quienes los producen: los campesinos.

Sin embargo, nada de eso ha sucedido, y otra vez el gobierno de Cuba demuestra que en materia de organización y de escuchar al pueblo son muy sordos o muy desorganizados.

Al parecer el Partido Comunista de Cuba (PCC) y el gobierno continúan con la mentalidad ochentera de que «los guajiros (campesinos) son macetas«, un término acuñado en el habla popular y referido a las personas que tienen mucho dinero. Visto así, solo se explica: el gobierno cree que todos esos campesinos productores de alimentos son millonarios y pueden pagar las tarifas de agua y electricidad al precio que él, Papá Estado, les imponga.

Se ha hablado de «acciones para estimular la producción agropecuaria», de «nuevas tarifas en servicios imprescindibles para productores agropecuarios», y de «opciones de tarifa eléctrica para el sector no estatal», pero en la concreta poco se ha avanzado.

Así lo reconoce el mismo que viste y calza, el diario del Partido Comunista de Cuba, Granma, que al abordar el asunto refiere que «de acuerdo con autoridades del Minag y de la Unión Eléctrica, las preocupaciones persisten sobre el alto importe de las penalizaciones a los clientes que están en la tarifa de metro de triple registro, así como en el precio del kilowatt hora».

Dicho de otra manera… ¡el bloqueo interno sí que funciona!

Basta leer la historia de José Manuel Godoy, uno de esos campesinos productores de alimentos en la provincia de Ciego de Ávila, que dejó de cosechar malangas debido al alto costo de la tarifa de luz y agua.

tal vez quieras leer: No podía pagar la electricidad y dejó de cultivar malangas

«Aunque desde el inicio de la Tarea Ordenamiento, la disminución de la tarifa eléctrica ha sido una medida esencial y analizada sistemáticamente para estimular la producción de alimentos en el sector agropecuario, aún quedan muchas inconformidades de los productores relacionadas con este aspecto», expresa la autora del artículo Gladys Leidys Ramos López, quien señala que estas penalizaciones afectan severamente a los productores de alimentos.

Increíblemente, las tarifas de luz y el agua que tanto afectan a los campesinos que se encargan de sacar los alimentos del surco persisten. El gobierno intenta establecer mecanismos, pero parece la maquinaria de un viejo reloj.

Mediciones defectuosas, viejos transformadores, el rosario de dificultades que enfrentan los campesinos para producir alimentos, no recae solo en el agua o la luz; que no llega o falta; o las tarifas que les imponen.

Se riega en un tiempo, cuyo «horario pico» no coincide con el «horario pico» normal del sector residencial, pero hasta en eso hay problemas con la tarifa.

José Suárez León, director general de Ingeniería del Ministerio de la Agricultura dijo que «la premisa es buscar la estrategia para que los productores puedan, mediante inversiones, mejorar la eficiencia de sus bombeos y, de esa forma pasen de ser penalizados a ser bonificados», pero quien de verdad conoce «sobre el tema» sabe que la solución escapa a la voluntad del sistema socialista, pues el palo que traba el eje de la carreta son el Estado y gobierno mismo.

Noticia en Cubacomenta hoy: Perturbación que avanza hacia Cuba pudiera convertirse en tormenta

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

Combos de COMIDA para CUBA con CARNE DE RES ENVIAR AHORA
+