23.1 C
Havana
jueves, octubre 21, 2021

Comenzó juicio contra el camionero cubano Rogel Aguilera-Mederos

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
1kmh
40 %
Jue
29 °
Vie
29 °
Sáb
29 °
Dom
30 °
Lun
29 °

El caso del camionero cubano Rogel Aguilera-Mederos impactó sensiblemente a los cubanos en el año 2019.

Rogel Aguilera-Mederos, el camionero cubano acusado de homicidio múltiple en Colorado, aseguró en declaraciones a Telemundo Denver, que los medios no han sido justos con él.

Su juicio comenzó esta semana, luego de una pausa demorada por razones que atañen a la pandemia del coronavirus, y el camionero cubano espera que al menos la fiscalía no lo haga parecer como un criminal en el juicio. Espera mucho Rogel de la Fiscalía, pues su labor es precisamente esa: dibujar al acusado de la peor manera posible para que el jurado lo halle culpable de todos los cargos posibles.

Ya la fiscalía dio indicios de que no sería benévola con él, cuando le presentó -en abril de 2019- 41 cargos. Algunos de ellos, 36 para ser exactos, de suma gravedad.

Sin embargo, en el juicio, en las declaraciones de apertura, la fiscalía dijo ante el jurado que el suceso por el cual se le juzga al camionero cubano fue el resultado de las malas decisiones tomadas por Aguilera-Mederos tras perder los frenos del camión. Ese detalle no puede pasarse por alto. Y el jurado seguramente no lo desechará tan fácilmente: decisiones tomadas tras perder los frenos del camión.

De un camión de carga. Y loma abajo. ¿Acaso algún miembro de la fiscalía ha vivido una experiencia similar? ¿Alguien del jurado? ¿Alguien que lee esta nota? Solo quien se ha visto en esa experiencia, puede juzgar qué se siente o cómo se reacciona.

“Los familiares, con razón, me odian. No saben qué pasó”, le dijo el camionero cubano a Telemundo Denver. Y agregó:

“Un día más que se demore esto es un día más que duele y un día más que los familiares, con su razón, me odian, y es triste, porque ellos no saben qué pasó, pero yo sí sé qué pasó».

Nada más cierto hay en sus palabras. Solo él sabe qué pasó, qué sintió, que pensó y qué vivió ese día, el 25 de abril de 2019 cuando el camión que él conducía se quedó sin frenos, y Rogel terminó siendo el máximo responsable de un accidente múltiple que le costó la vida a 4 personas, otras 10 fueron hospitalizadas y en el que estuvieron involucrados al menos 28 vehículos.

“Yo espero que al final se sepa la verdad y que la fiscalía no me haga ver como un criminal, como un irresponsable, y hay algunos medios que no se han dedicado a decir la verdad”, declaró Aguilera-Mederos, visiblemente ofendido porque, alega, se ha dicho que él conducía imprudentemente a más de 70 millas por hora, incluso antes de que el camión trepase la loma.

“Mienten en que venía desde antes de la loma a 70 millas. Eso me hace ver como un irresponsable, como un criminal”, explicó.

Tras el argumento de la fiscalía en la corte, el cubano se volvió a declarar NO CULPABLE, y una vez más reiteró su pésame a los familiares de las víctimas.

¿Lo culpará el juzgado por los 41 cargos, 36 de ellos considerados delitos graves que podrían hasta provocar una cadena perpetua? Esperemos que no, pero hagamos un repaso de lo sucedido.

El accidente

El accidente ocurrió el pasado 25 de abril. Aguilera-Mederos conducía un camión y de pronto perdió los frenos mientras descendía por una pendiente en la interestatal I-70 de Denver.

El principal problema, en su defensa, y motivo por el cual la Fiscalía intenta culparlo, es que Rogel tiene que demostrar por qué nunca tomó el llamado carril de desaceleración, una vía que existe en las carreteras, en las pendientes peligrosas que se usa para evitar eso mismo: que en caso de pérdida de frenos el camión siga loma abajo y, por el contrario, se frene subiendo una agreste pendiente preparada con esos fines.

El cubano quiere demostrar su inocencia y no culpabilidad en los hechos. Y de hecho hay imágenes grabadas en un video, que como mismo demuestran que no tomó el carril de desaceleración, Rogel, se concentró en evadir los vehículos que tenía delante. Iba presa del shock. No vio el carril de desaceleración, pero según un informe de la policía de la ciudad Lakewood, Rogel condujo así, evadiendo los vehículos, esperando quizás un milagro divino, o que llegara una planicie ¡15 kilómetros!

Eso dice el informe. Que el camión perdió los frenos a una distancia de 15 km de donde el camión finalmente se estrelló contra varios autos que se encontraban detenidos debido a un atasco en la carretera.

O sea: que el camionero cubano pudo conducir 15 kilómetros loma abajo sin impactar a ningún auto. Un chofer imprudente, mal intencionado, y sin pericia al volante, no hubiese podido conducir con éxito un camión cargado, loma abajo, durante tan largo trayecto.

Este detalle pudiera ayudar al cubano de cara al jurado. Súmese a ello que hubo una falla mecánica que no es de su responsabilidad. O sea, que los hechos por los cuales se le juzga, tuvieron primero una causa. Un motivo de fuerza mayor, en el que el camionero cubano, no tuvo responsabilidad alguna. Rogel no manejaba imprudentemente cuando bajaba de las Montañas Rocosas.

Tal vez por ello, por su récord, y por el modo en que la comunidad cubana se enfocó a través de las redes sociales en conseguir los 400.000 dólares exigidos para la libertad condicional, es que el juez le permitió irse a su casa, sin siquiera utilizar un dispositivo de seguimiento electrónico con GPS.

“Estoy ansioso de declarar frente ante un juez para explicar todo. Yo le dije a la policía que iba a 25 millas por hora, me quedé sin frenos y el camión agarró más millas, no dan la noticia completa, me quieren hacer ver como un criminal, como un loco”, comentó el cubano en otra entrevista exclusiva con Telemundo Denver.

Rogel pagó su fianza de $400,000 y se encuentra bajo libertad condicional.

Los 41 cargos que se le imputan al camionero cubano son:

· Seis cargos de asalto en primer grado

· 24 cargos de intento de asalto en primer grado

· Cuatro cargos de homicidio vehicular por manejo imprudente

· Dos cargos de asalto vehicular por manejo imprudente

· Un cargo de manejo imprudente

· Dos cargos de delitos violentos que causan la muerte o lesiones corporales graves

· Un cargo de delitos violentos con un arma.

De todos esos 41 cargos criminales en su contra, 36 de ellos son considerados delitos graves, entre ellos homicidio por manejo imprudente, 24 por intento de asalto en primer grado y seis de asalto en primer grado.

tal vez quieras leer: Fiscalía de Colorado imputa 40 cargos a camionero cubano Rogel Lázaro Aguilera

El camionero cubano sin embargo ha insistido desde siempre en su inocencia: la rastra que conducía bajando de las Montañas Rocosas tenía un desperfecto, y él jamás vio el carril de desaceleración.

Sin embargo, otra cosa cree Pete Weir, primer fiscal del distrito judicial; el hombre que desde la Fiscalía enjuiciará al camionero cubano Rogel Lazaro Aguilera-Mederos.

Ya Weir, en el 2019, cuando presentó el caso dijo que Aguilera-Mederos actuó con “total indiferencia”. Evidentemente se refería al hecho de que el camionero cubano no se apartó de la vía cuando pudo. Tal vez lo que no pudo el fiscal explicar fue como Rogel pudo conducir 15 kilómetros, loma abajo, concentrándose en esquivar todo el tiempo los vehículos que se le iban apareciendo adelante.

Peter Weir, primer fiscal del distrito judicial, manifestó en su presentación del 2019 que el cubano conducía en los carriles hacia el este de la I-70 en Lakewood a más de 75 mph mientras la velocidad permitida para ese tipo de vehículos en esa área es de 45 mph.

Cuando el cubano le contó a la policía, minutos después del accidente, lo sucedido, lo narrado por él dista mucho de lo expresado por el fiscal: simplemente explicó que él perdió el control del vehículo después de darse cuenta de que sus frenos fallaran. No se dio a la fuga. Siempre cooperó con las autoridades. No había ingerido gota de alcohol. No tenía estupefacientes en su cuerpo. No tenía un récord criminal y como chófer limpio, hasta ese instante.

La policía se había concentrado en investigar si era cierto que el camionero cubano conducía a 45 mph cuando comenzó a descender por la pendiente, pero los daños dejados en el vehículo se lo habían impedido.

Fue por ello que el fiscal llamó al caso «complejo». Aludió a varias teorías de como el camionero cubano pudo evitar el accidente. Habló de una rampa de desaceleración que existía, y que en algún momento de esos 15 kilómetros que loma abajo condujo Rogel, él pudo haber tomado.

Se dijo además que pudo haber salido “a la derecha” en rampas de salida, donde velocidad permitida máxima es de, a lo sumo, 40 mph; pero ya Roger conducía a 75 millas por horas.

Y a pesar de que su presentación primera, en el 2019, fue un éxito para la fiscalía, porque al menos el juez consideró que había motivos para ir a juicio, el fiscal Weir no pudo explicar, y ciertamente quizás no lo sepa hacer nunca, qué hay que hacer y cómo tienes que hacerlo, cuando te ves loma abajo y sin frenos a 100 mp/h, al volante de una mole de hierro que lleva encima varias toneladas de madera en forma de listones.

Crowdfunding logró reunir miles de dólares, entre cubanos.

El caso de González conmovió a miles de internautas. En apenas unas horas, y como nunca antes se había visto entre los cubanos de las redes se recogieron más de 120 mil dólares; dinero más que suficiente para pagar el por ciento de la fianza requerido, que en este caso fue bastante excesiva: $400 mil. Cien mil por cada persona fallecida.

Sí, su caso conmovió a miles.

Ya ahora, lo que queda, es demostrar que no hubo imprudencia en el joven camionero de 23 años.

Es la fiscalía la que alega que él conducía por la Interestal I-70 a exceso de velocidad cuando los frenos del camión fallaron y el vehículo se impactó, como un proyectil, contra un grupo de autos que se encontraba detenido a 100 mp/h.

Como resultado de este terrible accidente, fallecieron cuatro personas identificados como Doyle Harrison (61 años); William Bailey (67); Miguel Ángel Lamas Arellano (24); y Stanley Politano (69); todos ellos residentes en la zona metropolitana de Denver (Colorado).

Será el jurado quien determine por fin, y no la fiscalía, la responsabilidad del camionero cubano en los cuatro cargos de homicidio vehicular involuntario; cargos principales que enfrenta.

El joven, de 23 años, dijo a Telemundo Denver que está listo para exponer su verdad. Y será esta la que lo juzgue. La que lo salve o lo condene.

Noticia en Cubacomenta hoy: Cubanos: continúa la huida en busca de otro futuro

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡RECARGA DOBLE al saldo principal!RECARGA AQUÍ
+