26.2 C
Havana
lunes, octubre 25, 2021

Continúa el caos con los fallecidos en Cuba por COVID

Havana
cielo claro
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
100 %
2.1kmh
1 %
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
29 °
Jue
31 °
Vie
27 °

La noticia la trae el diario 14yMedio. En Güira de Melena, Artemisa, a una familia le entregaron dos veces el féretro equivocado los encargados de los servicios fúnebres del hospital Manuel Fajardo, de La Habana. Los fallecidos, ni después de muertos, encuentran la paz.

Tal pareciera que es una versión moderna pero dolorosa -sobre todo eso: dolorosa- de la película cubana La muerte de un burócrata; o cualquier otra de absurdos que involucre fallecidos. Sin embargo, hay diferencias. Una grande: es la cruda realidad.

Ya en días pasados desde el oriente del país había quejas al respecto. Fallecidos «desaparecidos» en Santiago de Cuba

tal vez quieras leer: Santiago de Cuba: Extravían cadáveres entre hospital y cementerio

En Cienfuegos, el cuerpo de un locutor radial fue puesto momentáneamente en la parte de atrás de una sala, afuera, y el camillero olvidó que lo había puesto ahí, en el patio. Tres días después lo encontraron; luego de que sus familiares vivieran 72 horas de angustia buscando el cuerpo del difunto, y este no aparecía ni en la funeraria ni en el hospital; y tampoco había sido enterrado.

El drama que refleja ahora 14yMedio, sigue. La familia de Güira de Melena afirma: «Si no hubiésemos insistido en abrir la caja, nunca nos hubiéramos enterado».

Cadáveres extraviados + carros fúnebres rotos = caos funerario en Cuba

El medio digital cuantifica ejemplos de lo que denominan «el colapso de los servicios sanitarios y fúnebres», y enumera algunas de las denuncias al respecto.

Ya no se trata de fallecidos cuyos cuerpos esperan para entrar o salir de la morgue; del mucho tiempo que demoran en ser cremados. Tampoco se trata de las casi 12 horas que demoran a veces en ir a buscar el cadáver de un fallecido a la casa. De hecho, 14yMedio señala que hay cadáveres que pasan «días en una vivienda o una institución estatal».

Puede ser comprensible, si se tiene en cuenta que el colapso de los servicios funerarios ha sido visto en muchos lugares. En Nueva York, por ejemplo. Y hasta en Hialeah, donde los vecinos de un barrio protestaron por un contenedor situado en las afueras de una morgue. Pero… ¿confundir los cadáveres?

Es muy probable que vistas las denuncias, ahora mismo alguien esté venerando unas cenizas que no sean las de un familiar querido cremado. O que alguien haya ido a poner flores a un tumba donde cree descansan los restos de su padre, y debajo de la tierra quien esté enterrado sea un desconocido.

Así estuvo a punto de pasarle, dos veces, a esta familia de Güira de Melena.

Se equivocaron varias veces con la familia de Armando

«Pasamos mucho trabajo para lograr que un carro viniera de Güira a buscar el cadáver, pero finalmente lo conseguimos», contó una fuente familiar al citado medio, en el inicio de lo que llaman «una odisea».

Una narración que por más que un profesional del periodismo se empeñe, siempre hay algo tan absurdo de creer que molesta escribirlo porque puede ser tomado como «burla». Esta sin embargo, proviene de los Servicios de Comunales, que en el caso de esta familia, por poco terminan enterrando al muerto equivocado.

Primero les entregaron un cadáver que era de Caimito. El chofer del carro fúnebre no quiso abrir la caja alegando que era un muerto por «covid» y estaba prohibido abrir la caja, y en el hospital se dieron cuenta del «cambio».

Se disculparon; les dieron otro cuerpo y otros papeles. Los papeles correspondían a una mujer. Abrieron la caja y efectivamente, no era el difunto Armando, era una mujer, ¡pero no la que describían los papeles! ¡Era otra! La que estaba en los papeles «había desaparecido».

Cuando finalmente trajeron una caja con un hombre dentro, el hijo de Armando -visto lo visto con el primer féretro- pidió que abrieran la tapa de la caja para ver si el fallecido era su padre o no.

«Cuando abren era un hombre chino, residente del Barrio Chino de La Habana», dijo la fuente a 14yMedio.

Revela el diario que tras un «escándalo», finalmente apareció en el hospital Fajardo el cuerpo del fallecido Armando.

Más cuerpos extraviados y fallecidos «confundidos»

El diario digital enumera más casos «parecidos» que confirman el colapso de los servicios sanitarios y fúnebres, falta de humanidad con fallecidos.

Menciona el caso del hermano de Lisveilys Echenique, quien falleció en la casa 11 días después de ser diganosticado con covid. Sin atención médica. Estuvo más de siete horas tendido en la sala de la casa, esperando por un carro.

Otra familia, en Placetas, no pudo cumplir con la última voluntad de un moribundo, Omar, quien pidió ser incinerado si moría. Por no existir un carro que lo llevara a su provincia de origen, Matanzas, y al no contar Placetas con un crematorio, Omar fue enterrado.

Parecen sucesos muy extraños, pero no olvidemos que hasta el jeep que trasladaba los restos de Fidel Castro debió ser empujado porque el motor se apagó y no quería echar a andar nuevamente.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡RECARGA DOBLE al saldo principal!RECARGA AQUÍ
+