22.2 C
Havana
domingo, octubre 24, 2021

Desmienten fosas comunes en Cienfuegos

Havana
nubes
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
1kmh
86 %
Dom
30 °
Lun
31 °
Mar
30 °
Mié
30 °
Jue
27 °

El gobierno de Cuba y sus autoridades viven de desmentido en desmentido. No se desmienten ellos mismos porque no pueden, pero en los últimos días han desmentido todo lo que han podido, y ello incluye un supuesto cese de operaciones de Cubana de Aviación y la existencia de fosas comunes en la ciudad de Cienfuegos para enterrar a los fallecidos por COVID-19.

Las negaciones -con ofensas incluidas- han llegado incluso hasta las muelas cariadas del desdichado Guerrero Cubano, quien en su cada vez menos escuchado programucho de ofensas homofóbicas y raciales, amén de no pocos capítulos de misoginia y machismo al más puro estilo de gente sin educación ni ética, llamó «caraetabla» al periodista cubano residente en la ciudad de Miami, Alexis Boentes, porque este utilizó un fragmente de la propia televisión oficialista donde un funcionario de Guantánamo reconocía la utilización de carros de Comercio y ETECSA para trasladar fallecidos, pero en el fragmento utilizado en su reporte por el recién nombrado Periodista del Año y ganador tres veces del Emmy, no se mencionaba la palabra «ETECSA», aunque después sí.

Y es que en materias de desmentidos el régimen cubano se agarra de cualquier clavo para desmentir «lo que puede» a lo «como se pueda». Incluso desmienten cosas evidentes; o dicen que lo desmienten y no lo desmienten, lo que usan otros términos amparándose en la riqueza del idioma español. U otras veces hacen como hizo un día el canciller cubano Bruno «Pinocho» Rodríguez Parrilla, que dijo «Yo no lo sé», cuando le preguntaron por los regulados en Cuba; o mienten descaradamente como hizo en días pasados el funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) Carlos Fernández de Cossío.

tal vez quieras leer: Yo no sé, la frase de los dirigentes en Cuba

Si tan altos jerarcas del Canelato mienten y desmienten, ¿qué puede dejar usted para Gerardo Echeverría Hernández, director municipal de Servicios Comunales en la provincia de Cienfuegos? Una provincia que peca de tener toda una pléyade de dirigentes mentirosos, como el delegado provincial del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), Yosvany Rubí Bazail, el hombre que exhibió ante los periodistas del diario 5 de Septiembre, sin sonrojarse siquiera, un “certificado” emitido por Epidemiología en el territorio donde se decía que el agua tenía más de un 96% de calidad, mientras lo que llegaba por la tubería de las casas era nitrón puro.

Así llegaba a las casas del municipio de Cienfuegos el agua en el año 2019. Cuando periodistas del diario 5 de Septiembre fueron a entrevistarlo, el funcionario sacó un reporte de Epidemiología que aseguraba que el agua tenía más de un 96% de calidad. El funcionario sigue aún en su puesto.

Por si fuera poco, el hecho se repitió en el 2020, y Rubí Bazail se atrevió a decirle a los periodistas de que «él no había recibido quejas al respecto», y que «el agua en Cienfuegos tenía una calidad alta», lo cual desencadenó toda una ola de críticas en la provincia hacia el diario, que le dejó 40 comentarios en el foro al 5 de septiembre, y no pocos dolores de cabeza al periodista Roberto Alfonso Lara, con criterios como este:

«Invito al señor delegado de recursos hidráulicos en Cienfuegos y al periodista que se dejó meter la peor mentira de la historia de Cienfuegos y publicarla y que el Partido y el Poder Popular no intervengan y dejen que uno mienta y el otro publique los invito a ambos a mi casa avenida 52 numero 2710 a las 5 de la tarde hora buena para tomar aguita con peste, gusarapos, sucia con excremento, carmelita, si esa aguita de buena calidad que dice el señor, los espero se las daré fría, lo prometo».

A fin de cuentas a nadie le extraña que sucedan estas cosas en Cienfuegos, una provincia donde el PCC o el gobierno, no se sabe, mandó a quitar momentáneamente de las redes este artículo; o donde los periodistas y su exdirector, Adonis Subít Lamí tuvieron ciertos encontronazos con jerifaltes del Ministerio de la Agricultura (MINAGRI) o Acopio (imposible precisar) con relación a unas cifras infladas; y por este otro artículo, muestras indelebles de cuando en la Perla del Sur se quiso hacer periodismo, y no ahora, que se ha convertido en un panfleto partidista bajo la égida de la cuadro Mercedes Caro Nodarse.

Pues de ahí, de esa cueva de «manipuladores de la noticia» que son la inmensa mayoría de los cuadros en Cienfuegos, salió este otro, Gerardo Echeverría Hernández, el director municipal de Servicios Comunales en la provincia de Cienfuegos.

El funcionario aprovechó que Julio Martínez Molina ya ha dejado de pasar sus mejores días como crítico cultural, y le coló que «no existen fosas comunes ni colapso en cementerio de Cienfuegos«, a pesar de videos que parecen demostrar lo contrario.

El funcionario agarró el manual visto en días pasados en el Granma, y retomó la frase: «trabajamos para que se garanticen sepulturas con las mejores condiciones posibles».

Al parecer, Echeverría Hernández entiende el término «fosas comunes» como aquellas donde se abre un hueco y se arrojan varios cuerpos unos sobre los otros.

En realidad, el término de fosas comunes o fosa común se emplea indistintamente. Como norma, una fosa común se considera el lugar donde se entierran los cadáveres que por diversas razones no tienen sepultura propia.

Sin embargo, al método para disponer de los cadáveres de dos o más personas, también, a lo largo de la historia de la humanidad, se le ha denominado «fosas comunes.»

Es entendible quizás que este cuadro crea firmemente que el término se rige por esta última definición, y no por la primera, a la que se hace alusión por estos días de pandemia, a un hueco abierto en la tierra, donde se depositan cadáveres, uno al lado del otro, guardando las distancias y según los procederes establecidos; y no apilados, como cree Echeverría Hernández, quien llamó mentira a lo visto en las redes sociales.

«Hemos preparado nuevas capacidades para este tipo de enterramiento», acotó el funcionario, al hablar de «120 capacidades, ya terminadas, y se suman otras 79 en bóvedas y panteones, también para mejorar ese servicio; así como más de 240 de enterramientos individuales en tierra».

Al parecer es un problema «semántico», pero el gobierno lo llama «desmentir».

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡RECARGA DOBLE al saldo principal!RECARGA AQUÍ
+