26.2 C
Havana
lunes, octubre 25, 2021

Dos «veteranos cubanos» agarran medalla de oro en Tokio

Havana
cielo claro
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
100 %
2.1kmh
1 %
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
29 °
Jue
31 °
Vie
27 °

Se pudiera decir que ya pensaban en el retiro, pero estos veteranos cubanos alcanzaron una medalla de oro en Tokio cuando nadie lo esperaba

Si descontamos el caso del luchador de grecorromana Mijaín López, un veterano al que los más jóvenes no le hacen siquiera cosquillas sobre el colchón de la lucha, otros dos veteranos cubanos agarraron sendas medallas de oro en Tokio, de manera sorpresiva (si se quiere), lo cual confirma que si se está en buena forma deportiva los años no pesan para alcanzar la gloria olímpica.

Uno de esos dos veteranos cubanos que se convirtieron en una sorpresa en las últimas horas fue el canoísta Serguei Torres Aguilar; un hombre que lo había intentado ya varias veces, en varias olimpiadas, tres sin contar con esta de Tokio para ser más exactos, pero sin poder saborear en ninguna de ellas las mieles del triunfo.

Ahora, sin embargo, y con el auxilio del jovencito cienfueguero de 22 años Fernando Dayan Jorge Enriquez, Serguei se colgó al hombro, ya con 34 años en sus costillas, una medalla de oro que para muchos no estaba en los pronósticos.

Ambos ganaron la competencia del C2 a 1000 metros, y desbancaron casi en las últimas paletadas a los archifavoritos chinos, y a los múltiples campeones alemanes.

La otra que sí fue una medalla de oro «inesperada», fue la del veterano boxeador Ronel Iglesias, un hombre que últimamente no había hechos muchos méritos sobre el cuadrilátero como para hacer creer que podía sacar un oro de Tokio, pero que ya tenía experiencia en eso de subirse a lo más alto del podio en una olimpiada.

Lo llaman «resurrección», «el resucitado Ronel Iglesias», etc. y etc., pero la verdad es una: Iglesias ganó inobjetablemente su oro.

El mismo Iglesias aludió al hecho de que no pocos conocedores del boxeo ya le sugerían un retiro, pero al parecer «su padrino» de santería le aseguró que «los caracoles» (o los santos) decían otra cosa.

El veterano boxeador Roniel Iglesias se convirtió ahora en bicampeón olímpico, y «acalló a tirios y troyanos en un puro acto de supervivencia, cuando su historia deportiva absorbía términos despectivos y la confianza colectiva era tan limitada que pocos advirtieron una buena actuación suya sobre el ensogado», se lee en el portal oficialista Prensa Latina al hablar del oro conseguido por Iglesias en Tokio.

Iglesias ganó todos sus combates en los 69 kilogramos, y en la final, ante el británico Pat McCormack, lo hizo de manera inobjetable por 5-0, tras recibir tarjetas de 29-28, 30-27, 29-28, 30-27 y 30-27.

«Muchos decían que debía retirarme», expresa Iglesias en el video al referirse a su éxito en Londres 2012, y al bronce conseguido en Beijing 2008.

Esta tercera medalla de Iglesias en olimpiadas es un hecho solo superado, dentro de la armada de boxeo cubana, por Teófilo Stevenson y Félix Savón.

«Esto es algo muy importante para mi carrera», agregó el pinareño, quien le dedicó su oro en Tokio además de a su hijo, a su familia, y al pueblo de Cuba.

tal vez quieras leer: Deportistas cubanos: la otra arma de propaganda castrista

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡RECARGA DOBLE al saldo principal!RECARGA AQUÍ
+