23.1 C
Havana
jueves, octubre 21, 2021

Fidel Castro: el profeta de Afganistán

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
1kmh
40 %
Jue
29 °
Vie
29 °
Sáb
29 °
Dom
30 °
Lun
29 °

Lo sucedido en Afganistán, dijo Díaz-Canel en Twitter, fue «profetizado» por Fidel Castro.

La prensa oficialista en Cuba y los máximos dirigentes, proclives a resucitar al difunto Fidel Castro a cada rato, han vuelto otra vez a exhibirlo como «profeta»; un título que a menudo le viene como anillo al dedo al exmandatario cubano fallecido el 25 de noviembre de 2016, cada vez que se cumple «algunas de sus profecías»; como ahora, pues resulta que Fidel Castro –recoge la agencia oficialista Prensa Latina– «tuvo razón sobre Afganistán».

Si fuera por el Granma o Prensa Latina, Fidel Castro fuera mejor profeta que el famoso Nostradamus; y así, a cada rato sacan algunas de estas cosas dichas por Fidel en su momento, y que luego -según ellos- «se vuelven realidad».

Así ha sucedido desde que uno lo recuerda, o más bien recuerda esas frases de «Fidel lo dijo» o «Fidel lo advirtió», como ha hecho el racista Abel Prieto cada vez que tiene que hablar de la marginalidad en la cultura a la que él, desde su puesto de elitista blanco, alude cuando quiere prohibir algo.

Quien así lo dijo, quien resucitó al muerto, ha sido nada más y nada menos que uno que parece estar más enterrado en vida -por lo que dice y hace- que el mismísimo Fidel Castro: Miguel Díaz-Canel.

Díaz-Canel recordó que en noviembre del 2001, al hablar sobre la intervención militar de Estados Unidos en Afganistán, dijo que «sería una guerra larga»; y dijo en su cuenta de Twitter que «Fidel Castro tuvo razón».

Prensa Latina se apropió, como a cada rato hace, del tuit de Díaz-Canel e hizo una noticia con ello.

Las palabras de Fidel Castro, aquel 2 de noviembre de 2011 fueron:

«…Basta con que 20 mil ó 30 mil hombres utilicen métodos inteligentes de guerra irregular, los mismos que quiere emplear Estados Unidos, y esa lucha puede durar 20 años».

«Y duró 20 años, #FidelVive», escribió Díaz-Canel para rematar su breve mensaje.

La «profecía» no tiene nada de asombroso si se tiene en cuenta que la historia, por algo es historia, y por ejemplo, ya no existe Guerra Fría; ni «Guerra de las Galaxias», y la administración actual de los EE.UU. no piensa en resolver los conflictos internacionales como lo habían resuelto las administraciones norteamericanas precedentes.

Luego de dos décadas de guerra contra el movimiento talibán, este se hizo otra vez con el poder; y se podrá considerar un error o no, que EE.UU. se haya retirado de Afganistán luego de 20 años, con miles de muertos y un gasto trillonario a su economía, pero no por ello tenga que decirse que «Fidel Castro tuvo razón».

O lo que es peor, que casi lo haya profetizado, como intenta hacernos ver Díaz-Canel.

Llama además la atención de que el canciller cubano Bruno Rodríguez manifestase en Twitter que «tuvieron que pasar 20 años con miles de muertes y billones de dólares en gastos para confirmarse que EEUU no tiene derecho a regir el destino de Afganistán ni de ningún país soberano», porque a fin de cuentas, en asuntos de intromisión en otros paíse», lo único que los diferencia a ellos es que no se han gastado billones de dólares, por ejemplo, en Venezuela; pero de que han tratado de regir el destino de Venezuela… ¡vamos!

Fidel Castro no, Joe Biden

Sin embargo, «profecías» de Fidel Castro aparte como intenta hacernos creer Díaz-Canel, lo sucedido en Afganistán tiene varias aristas que nada tienen que ver con las cenizas que duermen el sueño eterno metidas en un tómbolo en el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba.

Tienen que ver con un caos, en un país que parece ingobernable, y con la decisión de un Comandante en Jefe -Joe Biden- que repito, puede ser cuestionable o no, pero que «sus razones tiene».

«Respaldo por completo mi decisión», dijo Biden este lunes al anunciar la decisión de su gobierno de retirar las fuerzas estadounidenses de Afganistán.

El mandatario norteamerico expresó que no iba a «traspasar esta responsabilidad a otro presidente más», y que prefería aceptar las críticas por no postergar más un conflicto que parece no tener fin, y que ha durado más de dos décadas y un costo trillonario a la nación.

“(…) Después de 20 años, he aprendido de la manera más dura que nunca habría un buen momento para retirar las tropas estadounidenses”, explicó Biden y añadió que «ninguna fuerza militar» iba a convertir a Afganistán en un país seguro.

“No voy a engañar al pueblo estadounidense diciendo que con un poquito más de tiempo en Afganistán haríamos una diferencia”, que ahora enfrenta severas críticas por decretar la salida de las tropas de esa nación.

“No voy a pedir a nuestras tropas que sigan luchando indefinidamente en la guerra civil de otro país”, afirmó Biden, en un hecho que a algunos pudiera recordarles la salida de EE.UU. de Vietnam, tras toda una década de combates; una decisión, por aquel entonces, tomada el 29 de marzo de 1973, que incluyó la completa retirada de los últimos 4.300 soldados norteamericanos que quedaban en Vietnam; llegados allí para intentar derrocar el gobierno «comunista» de Vietnam del Sur, que respaldaba el gobierno dirigido por Fidel Castro.

Diferencias aparte entre una guerra y la otra, entre vietnamitas y talibanes, que ninguno de ellos tiene nada que ver en las «profecías» de Fidel Castro con relación a Afganistán, la salida de las tropas norteamericanas ha representando sin dudas un duro golpe para Joe Biden, que ahora no solo enfrenta las críticas de un sector cubano interesado en que borre del mapa de Cuba todo vestigio de Fidel Castro, sino que ahora lo considera ¿un perdedor?

La verdad sobre Afganistán, pudiera decirse, se conocerá algún día -sin «profecías» de Fidel en el camino- pero lo que se ve ahora, lo que se comenta es que la popularidad de Joe Biden ha caído.

Y ha caído a su nivel más bajo esta semana, siete puntos porcentuales, tras la caída del gobierno afgano y del ascenso al poder de los talibanes.

Al menos así lo recoge una encuesta de Reuters/Ipsos divulgada ayer martes, con relación al nivel de aprobación de la gestión del presidente norteamericano.

El sondeo encontró que apenas el 46% de los adultos estadounidenses aprobaba el desempeño «general» de Biden; sin embargo, la mayoría de los votantes republicanos y demócratas que participaron en la encuesta que tuvo carácter nacional dijo que el caos en Afganistán era una señal de que EE.UU. debería irse.

Se trata de un tema complejo que ni siquiera Fidel Castro en sus buenos años de «profecías», hubiese podido dilucidar en las cartas, en la bola de cristal, leyendo las manos o los astros, o cualquiera de las artes adivinatorias que intenta la cúpula de poder en Cuba endilgarle a cada rato.

Un tema que ha puesto a Biden como el peor de los otros tres presidentes (George Bush, Barack Obama y Donald Trump) que lideraron la guerra más larga de Estados Unidos, y no por gusto tiene a menos de la mitad de los estadounidenses -según la encuesta de Ipsos- contentos con el modo en que Biden ha liderado el esfuerzo militar y diplomático de Estados Unidos en Afganistán este año.

Lo único que pudiera reconfortarlo es saber que, en términos de presidencia, él no va a resultar peor que el vitalicio y presunto profeta, el mandatario Fidel Castro.

Noticia en Cubacomenta hoy: Decreto-ley 35 continúa dando de qué hablar

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡RECARGA DOBLE al saldo principal!RECARGA AQUÍ
+