26.3 C
Havana
domingo, octubre 17, 2021

Ciego de Ávila: fracasa experimento con mensajeros de farmacias

Havana
nubes dispersas
30.2 ° C
30.3 °
30.2 °
58 %
5.7kmh
40 %
Lun
29 °
Mar
28 °
Mié
29 °
Jue
30 °
Vie
26 °

Lo que se suponía fuese un remedio a la escasez de medicamentos en la provincia de Ciego de Ávila, terminó siendo un fracaso, y la «venerada» idea de utilizar mensajeros para que distribuyan las medicinas llegadas a las farmacias como si fuesen los alimentos en una bodega, al menos en Ciego de Ávila, no funcionó.

Numerosos son los criterios de la población entrevistada.

El intento de evitar la reventa y el acaparamiento, terminó siendo todo lo contrario de lo que se esperaba que fuese. Un «crítico» alega que la medicina se alejó más aún, pues en el proceso se sumaron otros actores a la cadena, y estos terminaron aprovechándose de la situación.

Parece un maleficio, pero no lo es. Es simple desorganización socialista. Un sistema que no funciona por donde quiera que se le mire o donde se quiera implementar.

En este caso de los medicamentos, los mensajeros y las farmacias, ¡miren que se ha promocionado como el remedio ideal! Lo han propuesto en La Habana y en Sancti Spíritus, pero el experimento en Ciego de Ávila no funcionó, y es muy probable que tampoco funcione donde se instaure.

Al final no se logró la distribución más equitativa de medicamentos. El análisis hecho por el diario Invasor expresa que “los encargados de poner en marcha el mecanismo son los primeros en beneficiarse”. Y es que la necesidad atañe a todos. Estamos hablando de un país en crisis, y hay que ser muy honesto, para no aprovecharse del filón que puede representar ser mensajero de farmacias, para no agarrar y apartar a un lado un medicamento que se necesita. O que puede venderse en varios cientos de pesos en el mercado informal.

Y no solo son los mensajeros quienes lo hacen. Las que despachan en la farmacia. El administrador de la farmacia. Cualquiera puede «meter las manos».

«Dividir lo poco entre muchos, casi nunca, satisface a todos”, expresa además el análisis que señala, muchas deficiencias. Entre ellas, la disponibilidad de los mensajeros.

“No hay un listado que permita controlar y rotar a quien accede en cada ciclo a los fármacos de la tarjeta de control; las personas con urgencias, en su mayoría, quedan desprotegidas porque deben esperar el día de compra de su consultorio”, se puede leer en otra parte de este informe sobre el cambio en la forma de venta, que no ha repercutido en la mayor disponibilidad de medicamentos.

Como muestra del desastre del experimento con los mensajeros de las farmacias téngase este ejemplo: ni los médicos de la familia saben lo que hay en las farmacias.

La mensajera del Consultorio No. 17, del reparto Díaz Pardo de la ciudad de Ciego de Ávila pedía a los vecinos de los CDR más solidaridad y apoyo; vecinos que, al menos desde el año 1990 viven «salvándose quien pueda».

«Si no llegamos con el fármaco, las personas nos culpan, y el problema es lo poco que entra no que hagamos mal el trabajo”, dijo Yanai Fernández Rigondeaux, mensajera de una de esas farmacias.

Se han perdido recetas. Los mensajeros no tienen vuelto; y se ha tratado de ser equitativos, sin tener en cuenta que hay lugares donde hay más personas hipertenesas y diabéticas.

El diario recoge el caso de una mujer, Ana Luisa Suárez, a quien le rechazaron sus recetas en tres unidades, porque “allí no le correspondía”.

Entre los comentarios dejados por los internautas destaca el de la hermana de una mujer que no le despacharon el Salbutamol, cuando presentó la receta, porque 12 días antes lo había adquirido. La mujer ahora, tiene que esperar 31 dias para poder adquirir el medicamento. ¿Y si tiene una crisis?

Otra se quejó de que a raíz de haber padecido COVID, la enfermedad la dejó con una secuela en la piel. Ha vivido una amarga experiencia que relata de esta manera:

«(…) de las varias veces que fui al médico de la familia para que me indicara un antiestaminico a la doctora no le habían asignado ninguno por cansancio la subdirectora del Policlínico Sur me dio una receta de loratadina para que me la vendieran como convaleciente de la covid y aún se encuentra en mi cartera pues en la farmacia no me la vendieron al final he estado resolviendo mi situación recurriendo a las memorias de nuestros ancestros con plantas ya que para mi es improducente está medida en las farmacias las respuestas a mis denuncias por parte del Director Municipal de Salud es que no tiene nada que ver con los medicamentos que está medida era adoptada por el Gobierno y por la Empresa de Medicamentos entonces a mi opinión no es nada objetiva dicha medida en cuanto a el tratamiento a seguir por los pacientes al igual que la distribución de los medicamentos controlados en los targetones pues los enfermos con enfermedades crónicas muchos llevan 3 meses sin tratamiento y otros que no le han faltado,» expresó.

Por lo general todos se quejaron, de un modo u otro con el experimento; lo cual demuestra que en Cuba, todo invento resulta fallido. Y este de los mensajeros en la farmacia, parece no ser la excepción.

tal vez quieras leer: Camagüey: Acosan a joven que reparte medicamentos gratuitos

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

Combos de COMIDA para CUBA con CARNE DE RES ENVIAR AHORA
+