26.3 C
Havana
domingo, octubre 17, 2021

Madrid: activistas logran enviar una tonelada de medicamentos a la isla

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
83 %
3.1kmh
20 %
Lun
28 °
Mar
28 °
Mié
29 °
Jue
30 °
Vie
26 °

Se dice fácil pero no lo es. No es fácil enviar una tonelada de medicamentos a Cuba, maleta por maleta.

A pesar del nulo apoyo del gobierno, a pesar de que Gustavo Machín Gómez, embajador cubano en Madrid, ni ningún funcionario de la embajada se apareció ni de refilón por Calle de la Beneficiencia 18B, ni los llamaron siquiera para darle las gracias o preguntarles si necesitaban un rollo de cinta adhesiva o un par de maletines de uso, los activistas cubanos -y extranjeros, porque se ha sumado una minibrigada de Sevilla y Murcia y hasta una profesora española con sus alumnos a ayudar- que trabajan «bajo las órdenes» de Masiel Rubio en España para enviar medicamentos a cubanos necesitados en Cuba, logró enviar una tonelada de estos, de mano en mano, en maletas de viajeros; y eso, es un hecho para celebrar.

Así lo reconoce además el portal Cibercuba Noticias: No reciben apoyo del gobierno cubano para entrar todo este material en la isla.

Los activistas, tienen ahora además en su poder 500 kilos de insumos médicos para terapia intensiva, 300 kilos de materiales para cirugía y más de 200 kilos de productos para salas de pediatría. Sin embargo, siguen sin encontrar la vía correcta y adecuada para entrar esas donaciones al país. En parte, porque reconocen que si el gobierno pone sus manos en la carga, esta puede ir a quien no lo necesita.

Se trata sin dudas de una labor hercúlea; pero lo han ido logrado a cuenta gotas.

«Somos unos pinguses», reconocía medio en broma pero muy en serio Masiel, vía chat, anoche.

«No sé si ustedes saben que las donaciones que mandamos nosotros van de mano en mano, van con maletas, las pagamos nosotros con las donaciones que hace la gente, de los bolsillos de los cubanos en cualquier lugar del mundo que están poniendo pesito a pesito para pagar esas maletas»,

comentó en una directa.

La última respuesta gubernamental que tuvo fue que deberían ellos pagar esa carga «si querían enviarla a Cuba. Les dijeron además que, «así funciona». Que «así hace todo el mundo»; pero los activistas tienen bien claro que el dinero que han podido recaudar, salido de los bolsillos de cientos de personas, y que apenas supera los 14 mil dólares, mejor se emplea en la compra de medicamentos.

A fin de cuentas, si Miguel Díaz-Canel tiene aviones para enviarlos a Venezuela a traer de vuelta a sus médicos; si tiene combustible para echar a andar cientos de carros por el malecón en «actividades patrióticas de reafirmación revolucionaria», ¿por qué no emplean esos mismos recursos en enviar aviones a México, donde otro grupo inmenso de cubanos en la ciudad de Guadalajara ha recaudado cientos de libras de medicinas para cubanos necesitados, y las están enviando por DHL?

O, ¿por qué no envían el jet privado del Primer Ministro Manuel Marrero a Miami, y sacan de allí toda la carga de medicamentos que el grupo comandado por Enrique Karell González tiene recogida en el SW de Miami? Estos activistas «dirigidos» por Karell han tenido que viajar vía Madrid, para luego ir a La Habana, con el correspondiente gasto de dinero y cruce del Atlántico, cuatro veces, para poder llevar maletas de medicinas porque -esto es clave- el gobierno cubano mantiene un veto sobre el número de aviones que semanalmente puede volar de Miami a La Habana, a pesar de que el 70 por ciento de la comunidad residente en Miami-Dade -en su inmensa mayoría cubanoamericanos- tiene el ciclo completo de vacunas contra la COVID-19.

Dicho todo esto, expuesto todo el contexto que rodea la labor de gente como Masiel Rubio, es que es posible aquilatar el esfuerzo desarrollado para poder enviar, maleta a maleta, un poquito por aquí y un poquito por allá, sin ayuda del gobierno cubano, una tonelada de medicamentos a Cuba.

¿Dónde está «el bloqueo»? Al parecer no en Madrid.

Allí, haciendo de tripas corazón, sacrificando tiempo libre y dinero, los activistas siguen enfocados en su tarea.

Políticamente incorrectos, hacen más por Cuba y su gente que el mismísimo embajador (y que el gobierno)

La activista Masiel Rubio estuvo entre los miles de cubanos que se manifestaron en Madrid, en la marcha multitudinaria que recorrió las calles de la capital de España en contra de la represión del Estado tras las protestas del 11J y en apoyo al pueblo de Cuba que exige Libertad el pasado 25 de julio.

De hecho su voz fue la que más alto se escuchó, la que más tiempo habló, megáfono en mano, para denunciar una por una las trabas que impone el gobierno cubano a su pueblo, y que les impide ser un país no ya próspero, sino siquiera «normal».

El texto que Masiel Rubio leyó ese día, trepada en los hombros de otro activista, y titulado «Vengo de un país», desnudó cientos de mentiras del gobierno de la isla.

Sin embargo, y a pesar de las diferencias políticas, la lógica indicaría que, el pueblo cubano va delante y la ideología después. Masiel sin embargo, sigue adelante, al frente de sus activistas «sanitarios», varios de los que ya por el nombre del medicamento saben si es un anticoagulante o un antihistamínico – llevan en esto de enviar medicinas a Cuba más de cinco meses – contra tirios y troyanos.

La han llamado facha. La han llamado comunista. Le han dicho que «quién la autorizó a ella a enviar medicamentos a Cuba».

Su labor es bien sencilla. A pesar de los zarandeos «de derecha e izquierda» – y ya que mencionamos la palabra hay que decir que Masiel, en Madrid, ha recibido todo el apoyo de la derecha española, el PP, y un apoyo NULO de la izquierda (PSOE y Podemos) en cuanto a envío de medicinas al pueblo cubano se trata), su grupo logró en el día de ayer enviar más de una tonelada de medicamentos a Cuba, un país que vive una profunda crisis sanitaria que sufre el pueblo cubano.

Su «influencia» – aunque ella lo niegue a menudo – ha llegado hasta Italia, donde otro grupo se ha articulado para intentar – al menos eso, intentar, hacer – lo que ella ha podido hacer en Madrid.

Cubanos envían mensajes desesperados vía chat pidiendo medicamentos.

La activista recibe cientos de mensajes diarios de cubanos de todo el país pidiéndole medicamentos.

Su buzón de mensajes, en el messenger de Facebook no termina de llegar al final. Le piden de todo. Desde un simple paquete de duralgina, o un medicamento tan barato como la Acetazolamida (para la presión ocular) que apenas cuesta 1 Euro y algo, hasta un medicamento como el Zoladez, que cuesta 380 Euros. Le han pedido, además, TODO, lo que lleva una persona que entra al quirófano porque «si no llevo todo eso no me operan, porque no tienen nada». Ayer, Masiel lo confesó: Desde el único lugar de Cuba donde no le han pedido nada porque no hay una situación extrema con la COVID, es desde la Isla de la Juventud.

La entrega de las medicinas en la isla se gestiona a través de otro grupo de activistas. Los beneficiarios no pagan ni un centavo. Han logrado enviar hasta 8 kilogramos de medicamentos a un pueblo como Mayarí, en el norte de Holguín. Y 100 kilogramos para la sala de Cuidados Intensivos del Hospital Faustino Pérez, en Matanzas, que no tenía absolutamente nada para tratar a los enfermos de covid.

Ella, mientras, solo sigue pidiendo UNA VIA.

tal vez quieras leer: Cubana pide que abran una vía para envío de medicinas a la isla

Quienes deseen contribuir con el envío de medicamentos a Cuba pueden hacerlo a través de la campaña de recaudación de fondos creada por Masiel en la plataforma de donaciones Ko-Fi, AQUI.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

Combos de COMIDA para CUBA con CARNE DE RES ENVIAR AHORA
+