26.3 C
Havana
domingo, octubre 17, 2021

Maradona quiso llevarse a una cubana en una caja

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
83 %
3.1kmh
20 %
Lun
28 °
Mar
28 °
Mié
29 °
Jue
30 °
Vie
26 °

Diego Armando Maradona sigue sonando después de fallecido. O mejor dicho: siguen sonando sus historias. Historias que hablan de pedofilia. Y esta última, que habla hasta de «secuestro» o… tráfico humano.

En fin, que el futbolista argentino era un genio en la cancha, pero su cerebro parecía limitarse a eso: a ordenarle a sus músculos cómo controlar una pelota.

En su sección de ocio, entretenimiento e información Tikitakas del diario As se habla hoy de un artículo de la periodista Nancy Duré para Infobae. Es el caso de una chica cubana de apenas 17 años de edad, identificada como Mavys, a la cual Maradona se quiso llevar para la Argentina… ¡metida en una caja!

La historia involucra mucho morbo, un «intenso romance» -lo califica así As– pero más bien detalla como un hombre adulto engañó y abusó de una menor de edad, por más que As diga que se enamoró de ella, y que juntos hacían «locuras».

Según explican, Maradona conoció a Mavys, la menor de edad, en una de sus tantas visitas a la isla.

«Estuvo dispuesto a hacer auténticas locuras para conseguir que llegara a Argentina», dice el medio.

Todo sucedió después del año 2000, fecha para la cual ya Maradona estaba separado de Claudia Villafañe.

Maradona volvió a La Habana para ingresar en un centro de rehabilitación que lo ayudaría a dejar su adicción por la droga, aunque tenía intenciones de reencontrarse con Laura Cibilla; a la cual había conocido antes, en 1998, y de la cual había quedado profundamente enamorado. Esta relación terminó en el año 2001, presuntamente por los excesos de Diego con el alcohol y la droga, tras lo cual se desataban las peleas entre ambos.

Decidido a encontrar otra «cubanita», el pedófilo Maradona se encontró con Mavys. La joven tendría cuando aquello 17 años (actualmente unos 37), «convencido de que Cibilla le había sido infiel con un trabajador de un hotel de Varadero».

Hasta la playa azul cubana se llegó Maradona para encontrar detalles sobre este supuesto romance entre Cibilla y el «otro». Allí comprobó que todo era falso y provocado por sus celos. Y conoció a Mavys, de 17 años de edad e hija de otra de las trabajadores del hotel.

Diego regresó a la Habana «prendido» de amor por la niña, y a pesar de la distancia entre el balneario y la capital, varias veces viajó a Varadero para reencontrarse con ella. Presuntamente en una de esas «escapadas amorosas» fue cuanto tuvo un accidente que casi le costó la vida.

El accidente ocurrió presuntamente por esa fecha, según lo contó en marzo del 2019 su rescatista, Emilio García.

tal vez quieras leer: Emilio García, el rescatista cubano que salvó a Maradona

Maradona logró eventualmente instalarse con Mavys en el Centro de Salud «La Pradera», donde el astro argentino se trataba sus adicciones.

Del idilio pasó a los celos. Un día un hombre acosó a la niña en una discoteca, y Maradona hasta decidió contratar un guardia privado que se trajo de Argentina para «custodiar» a la menor; a la que prácticamente terminó secuestrando, pues no la dejaba salir del lugar.

Fue entonces cuando se le ocurrió llevársela para Argentina, y quiso que Mavys estuviera en el partido homenaje que le hicieran en La Bombonera en el año 2001. Allí Maradona habló de que «la pelota no se podía manchar», haciendo alusión clara a que los deportistas tenían que ser ejemplo dentro y fuera de la cancha. Lo dijo, y al mismo tiempo mantenía relaciones con una menor de edad.

La Bombonera y Mavys

Para consumar la presencia de Mavys con él, en La Bombonera, Maradona pretendió usar la misma caja en la que trasladaba sus botas, balones y con lo que cargaba en sus viajes.

«Quiero que le hagan agujeros para que pueda respirar», le habría dicho Maradona a alguno de sus súbditos, según revela el artículo de Nancy Duré.

Por suerte le hicieron entrar en razones, aunque Diego no desistió en la idea principal: que Mavys estuviese con él en La Bombonera ese día.

Lo logró finalmente tras reunirse con Fidel Castro que «ante las súplicas del futbolista, firmó una autorización para que Mavys viajara a Argentina con la condición de que regresara antes de que pasaran veinte días desde el final del partido».

El medio indica que la niña de 17 años apenas si pudo estar con Diego en Argentina y disfrutar de este país, pues Maradona era constantemente acosado por la prensa. La joven aprovechó entonces la estancia «para someterse a una cirugía estética para aumentar su pecho.»

Unos meses después, Maradona tiró la casa por la ventana en la discoteca Havana Club, en La Habana, el día que Mavys finalmente alcanzó la mayoría de edad: los 18 años.

El romance entre ambos prosiguió hasta el 2003.

«La joven sabía que Diego Armando veía a otras mujeres, pero no fue hasta que apareció Adonay Frutos cuando decidió terminar definitivamente su relación. Se vieron un año después mientras Maradona se sometía a un nuevo tratamiento y mantuvieron una larga charla, pero ya nada era como antes»,

concluye el texto.

Noticia en Cubacomenta hoy: Díaz-Canel afirma no arrepentirse de la orden que dio

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

Combos de COMIDA para CUBA con CARNE DE RES ENVIAR AHORA
+