23.2 C
Havana
jueves, octubre 21, 2021

Marrero Cruz estaría en remojo

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
1kmh
40 %
Jue
29 °
Vie
29 °
Sáb
29 °
Dom
30 °
Lun
29 °

Ya lo decíamos el otro día. La inusitada tuiteadera del Ministerio de Salud de Cuba a favor de los médicos cubanos, vista las reacciones en las redes en contra de lo dicho por el Primer Ministro «puesto a dedo» Manuel Marrero Cruz, no era por gusto. El MINSAP debió intuir que, por ese huequito sagrado de la sociedad cubana -sus médicos- se le podía formar un 20 de mayo, y antes de que otro bailara el guaguancó ellos decidieron poner el parche.

Que el MINSAP hubiese salido primero, y Miguel Díaz-Canel después, dos veces, tuiteando también a favor de los médicos cubanos era motivo más que suficiente para intuir que a Marrero Cruz le iba a llegar un cocotazo. O varios.

Que el Granma haya lanzado esta frase: “Gracias a nuestros héroes”, no es nada nuevo; que dijese además que “si bastara una canción para decirles gracias. Si bastara un verso o los aplausos colectivos de cada noche. Si bastaran los cientos de titulares que se han ganado en los medios de prensa o el recuento de muchas de sus historias de vida narradas desde la zona roja. Si bastara, acaso, con reiterarles, una y otra vez, que son orgullo y ejemplo de un país”, aunque puede considerarse como parte de «la continuidad», pues en verdad el diario oficialista se ha desgañitado a cada rato con loas a los médicos cubanos, sí que parece bastante. Pero no, nada es casual en esta vida.

El agradecimiento del Granma a los médicos cubanos; otro de los «cabos tirados» al Primer Ministro Marrero Cruz.

La estúpida idea comentada por Marrero Cruz en Cienfuegos ha puesto al oficialismo a tener que lidiar no solo con la pandemia, sino con la fisura provocada por la frase dicha; nada más y nada menos que por su Primer Ministro, el “puesto a dedo” Marrero.

Le ha costado bastante caro a Díaz-Canel y al PCC la arremetida de este hombre que de arremetidas conoce mucho, sobre todo contra mujeres subordinadas; pero «esa reflexión» se la dejo al colega Juan Juan Almeida que conoce todos los pormenores del «cañonero» Marrero, y de cómo Raúl Castro mandó a tapar un caso levantando ante los tribunales de justicia por una mujer.

Claro que, la soberbia de Marrero Cruz no es su primera metida de pata, aunque sí la más grande. Recordemos que Marrero monitoreó como era su deber de padre la actividad de uno de sus hijos en Instagram, y de pronto se filtró a la internet, lo contento que estaba el muchachón por viajar al extranjero en un jet privado.

La vida de Marrero Cruz podrá ser un misterio, y el taponazo al desliz del muchacho se perdona fácil, pero que haya criticado a los médicos cubanos tan a la ligera, le ha dañado el capó al carro en que venía montado Díaz-Canel; ya acusado por espurio, o ilegítimo – defínalo como Ud. quiera – y que tienen a un país al borde del colapso. Díaz-Canel a duras penas ha podido aplacar con una botella de aceite, un paquete de frijoles chinos, y un poco de pasta italiana, y ahora Marrero se le bajó con esa prodida.

Si el pueblo no se ha tirado para la calle como lo hizo el pasado 11 de julio de 2021 tras escuchar las palabras de Marrero Cruz echándole culpas a los médicos de la situación con la COVID-19 en Cuba, ha sido no tanto por falta de tiempo, sino por obra y gracia del Altísimo, que a veces suele obrar así, de modos misteriosos.

“Pero hay más quejas de los problemas subjetivos que de los problemas objetivos. Cuando usted suma la falta de medicinas, esto, lo otro, es inferior que la cantidad de quejas y denuncias por el maltrato, la dejadez, porque no los visitan. Es increíble eso”,

dijo Marrero en lo que muchos consideran justamente, es echarle culpas a los médicos cubanos de la crisis en el país con el coronavirus.

“Cuando empieza la indisciplina, cuando no se cumple lo que está establecido, a ese impacto producido por la pandemia, nosotros le ponemos un extra y las consecuencias entonces son peores. De eso sí tenemos que abochornarnos. Y aquí se están cometiendo errores, aquí hay indisciplinas. Una provincia como Cienfuegos. Nosotros incluso pusimos mucha confianza a partir de la dirección, a partir de las estructuras, de las infraestructuras del sistema de salud de que esto iba a ser resuelto en poco tiempo”, dijo también.

Marrero Cruz, ¿en remojo?

¿Que está en remojo Marrero Cruz? Bueno, no tanto… como para que estén pensando en sustituirlo; pero, se los aseguro, que ya lo sacudieron por la metida de pata. ¿Quiénes? Díaz-Canel puede hacerlo. El PCC. Raúl Castro.

Seguramente reafirmaron la confianza depositada en él, pero le advirtieron que tuviese un poco más de cuidado a la hora de expresarse. Que no metiera la pata de nuevo, básicamente.

Seguramente anda con el calzoncillo chispeao, porque que te llame «tu presidente», o el Partido, o Raúl, para regañarte, caga a cualquiera. No sería el primero en embarrar la prenda íntima. Se los aseguro también.

Lo más lógico, decíamos también la semana pasada, es que Marrero se hubiese disculpado públicamente; pero como bien reconocíamos, en la Escuela del Partido «Ñico López» no enseñan a los cuadros y dirigentes a bajar la cabeza así como así, ante el pueblo; un honor que ha sido reservado en 62 años para aquellos a los que Fidel Castro le dio cuatro nalgadas, con las manos; y a aquellos otros, cercanos al difunto líder, que su hermano Raúl se encargó de dejarlos en cueros en un marabuzal.

Luis Orlando Domínguez, Juan Carlos Robinson, Carlos Aldana, Robertico Robaina, Nelson Torres, Victoria Velázquez, fueron caquita de bebé, al lado de la diarrea que dejaron tras de sí, como huella indeleble en el tiempo de que no eran inmortales, Felipe Pérez Roque, Carlos Lage, Otto Rivero y otro Carlos: Valenciaga.

Si Marrero Cruz se incorporará o no, pronto, a esa pléyade, parece una exageración, aunque méritos tiene, de sobra; pero bien que pudiera mirarse en ese espejo. O en el de Yadira Hernández. Que la grúa Kato partidista no anuncia cuando va a levantar en peso. Te levanta y ya.

El contexto no parece el ideal para sacrificar a uno de los corderos líderes y más fieles de la manada. No sacrificaron a Alpidio, más guanajo y belicoso, así que Marrero pudiera estar en remojo, con el calzoncillo chispeao, pero «aún» seguro en su puesto.

Para quitar dudas sobre su compromiso, saludó militarmente al «Comandante» el otro día en una cochiquera de puercos. El MINSAP le ha tirado tremendo cabo. El Granma también. Pero el hampa no perdona.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡RECARGA DOBLE al saldo principal!RECARGA AQUÍ
+