24.2 C
Havana
domingo, octubre 24, 2021

MINSAP quiere limpiar la imagen de Marrero Cruz

Havana
nubes
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
1kmh
86 %
Dom
30 °
Lun
31 °
Mar
30 °
Mié
30 °
Jue
27 °

Luego de que ayer domingo reventaran literalmente las redes sociales en Cuba contra el grosero Manuel Marrero Cruz por su comentario fuera de lugar y ofensivo hacia los galenos de la ciudad de Cienfuegos, la cuenta oficial del Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) en Twitter parece haber percibido que -en buen cubano- el horno no está para galleticas, y en lo que en otro país hubiese sido como «una respuesta del Ministerio» a las declaraciones del Primer Ministro cubano, en la isla fue interpretado como una «limpieza de imagen» a Marrero.

Pongamos las cosas en contexto. Las palabras de Marrero…

«Hay más quejas de los problemas subjetivos. Cuando Usted suma las críticas por la falta de medicamentos, son inferiores a la cantidad de quejas y denuncias por el maltrato, por la dejadez, o porque no me visitan. ¡Es increíble eso!»,

expresó Marrero Cruz en Cienfuegos la semana pasada.

Las palabras de Marrero parecen simplificarse así: la culpa del colapso de salud es de los médicos.

De los que están en primera línea… los verdaderos sacrificados en esta batalla epidemiológica.

Como una avalancha que terminó en Holguín, los comentarios de cientos de internautas y respuestas de médicos cubanos a las groseras declaraciones de Marrero se sucedieron unos tras otros. Lo más notorio fue un video filmado en esa provincia oriental, donde varios jóvenes médicos cubanos rechazaron las declaraciones de Marrero Cruz. Este, de haber sido otra persona más humilde, ya se hubiese disculpado en lugar de irse a visitar una finca de cerdos para darle un ridículo saludo militar a un cuadro de Fidel Castro.

Los médicos que dieron sus declaraciones en el video fueron citados ayer domingo y presionados por la Seguridad del Estado que, convenientemente, halló par de galenos acólitos del sistema para que se pronunciaran en contra de lo dicho horas antes por sus colegas.

te recomendamos leer: Cuba: Solidaridad con los médicos que denunciaron colapso sanitario

Otro internauta, el actor cubano Luis Alberto García tomó la batuta desde Colombia – donde se encuentra filmando una película acerca de la vida del dictador dominicano Rafael Leonidas Trujillo- para expresar su parecer, que es el de muchos, con relación a la polémica Marrero contra médicos cubanos.

Luis Alberto recomendó tener «¡mucho cuidado con lo que se dice públicamente ( y en privado) de los verdaderos HÉROES que hoy tiene Cuba trabajando sin descanso por erradicar la pandemia!»

«Con los médicos, enfermeras y personal de apoyo de la Salud, ¡NO SE METAN ¡ ¡NO LOS CULPEN! ¡NO LOS CONVIERTAN EN CHIVOS EXPIATORIOS! Están exhaustos y hasta ahora no habían protestado», señaló además Luis Alberto, que como todo buen analista social y los pies puestos en la tierra aclaró que «las causas que originan esas eventuales desatenciones y retrasos son mucho más profundas y vienen arrastrándose desde hace mucho».

«Un médico no puede poner el antibiótico o el oxígeno que no tiene, ni hacer aparecer una cama de su chistera, ni inventar reactivos o apurar los resultados de un test en un laboratorio. No son los dueños de las ambulancias ni del combustible para moverlas. Cuando un sistema de salud colapsa (y ha sucedido en otros países con más recursos) a nadie se le ha ocurrido señalar el mal desempeño de los médicos como una de las causas. Estaría muy bien disculparse públicamente, Vicepresidente. Cuanto antes. Su comentario en la TV ha destapado una Caja de Pandora cuyo contenido tóxico en los momentos actuales, no le hace ningún bien al país», dijo Luis Alberto, en su reflexión, estupenda por cierto.

Desde Miami, una joven doctora cubana expresó:

En medio de toda esta batalla en las redes sociales, apareció la cuenta oficial del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) en Twitter a tirarle el cabo a Marrero.

El MINSAP no se pronunció siquiera por el asunto, pero dedicó la jornada dominical a resaltar la figura de los médicos cubanos, con evidente intención de rebajarle importancia a un asunto que, ahora mismo -de seguro porque el castrismo funciona así- ha provocado un halón de orejas a Marrero de parte de Miguel Díaz-Canel, y otro de Raúl Castro.

Sin embargo, nada de esto podrá restaurar la confianza en el Primer Ministro (si es que alguien aún la tiene). Mucho menos podrá restañar la herida, profunda, que Marrero Cruz ha dejado en esos galenos.

En un país normal, Marrero Cruz ya hubiese pedido disculpas públicas o dimitido; pero como Cuba no es un país normal, y cada día se parece más a Macondo o a la finca de Bartolo, Marrero, desde la soberbia de la que siempre ha hecho gala en sus altos cargos, no ha dicho ni pío.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡RECARGA DOBLE al saldo principal!RECARGA AQUÍ
+