26.3 C
Havana
domingo, octubre 17, 2021

Cuba: oficialismo premia trabajos que desnudan la ineptitud del sistema

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
83 %
3.1kmh
20 %
Lun
28 °
Mar
28 °
Mié
29 °
Jue
30 °
Vie
26 °

Un trabajo de la periodista Saily Sosa, y otro de la periodista Katia Siberia, ambos del diario Invasor, resultaron premiados en sus respectivas categorías en el concurso nacional de periodismo 26 de julio, y es curioso como ambos trabajos desnudan la esencia e ineptitud del sistema económico cubano. Saily, de paso, se llevó otros premios, siempre con trabajos «críticos», confirmando su espíritu de rebeldía dentro del periodismo; o que el «periodismo cubano sabe reconocer los buenos trabajos aun cuando estos – por momentos – quedan en la «epidermis» del asunto.

En el acta de los jurados, en uno de los premios para estos trabajos que muestran los problemas del sistema, puede leerse que, en el caso del apartado Información, el premio se le dio a Saily por «profundizar en el complejo campo de la economía y mostrar cómo de un lado se manifiesta el interés de la nación de exportar bienes y servicios, y por el otro –contradictoriamente- quedan atascadas las producciones. Por lograr una visión amplia del tema que sobrepasa lo local».

El trabajo, titulado Exportaciones se quedan por debajo, es un bosquejo general de como el «salvador proceso de las exportaciones» en la isla constantemente enfrenta trabas, no por obra y gracia del espíritu santo, sino por la ineptitud del entramado económico caribeño-estalinista. Es decir, por culpa del propio sistema.

«El sistema», sin embargo, premia a Sayli Sosa Barceló, del periódico Invasor de Ciego de Ávila, porque no le queda de otra. Una, porque es indudable que el trabajo supera por mucho a cualquier otro. Otra, porque así la UPEC se limpia el pecho y «promueve» como ejemplo este tipo de trabajos que – en no pocas ocasiones – le ha costado a Saylí, y a quien no es Saily, un «llamado de atención», un cocotazo, y un «no te pases» de parte del mismo sistema.

tal vez quieras leer: Cubana pide que abran una vía para envío de medicinas a la isla

En reportaje, el premio fue para Agua achocolatada o la filosofía de Tom y Jerry, de Zularian Pérez Martí, del periódico 5 de Septiembre, de Cienfuegos; un trabajo que está en la misma cuerda «crítica» hacia el castrismo, pues se trata de una «profunda investigación entre fuentes institucionales, documentales, expertas y el pueblo afectado, para dilucidar el turbio problema de la calidad del agua en la ciudad de Cienfuegos».

Es curioso que el castrismo premie a Zularian por un lado, y por el otro no haya sancionado eficazmente a la caterva de funcionarios ineptos del sistema que desnudó con su trabajo; entre ellos, un triste funcionario del cual se conoce que mintió descaradamente a la población de Cienfuegos, a la cual aseguró que el agua estaba tan limpia como la del manantial que baja de la montaña. Esto quiere decir dos cosas: o que no leen los trabajos periodísticos hechos en provincia, o no les importa lo que dicen. Y parece ser lo segundo.

¿Adónde van los precios de la agricultura?, de Katia Siberia, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila -otro trabajo de esos que debió haberle costado la cabeza a más de un funcionario estatal-, obtuvo premio en la categoría de comentario en prensa escrita. El trabajo aborda «valientemente y con análisis profundos, los dilemas que ha traído para los precios en la agricultura la tarea de ordenamiento monetario», pero el desmadre denunciado en este por Katia sigue teniendo lugar porque el principal promotor de este es el estado cubano.

En el apartado de Artículo, también Sayli Sosa ganó un primer premio al escribir sobre el (des)ordenamiento monetario, enfocado en «uno de los fenómenos más problémicos de la economía cubana»: el de la inflación.

Igualmente Sayli, en Hypermedia, obtuvo un Premio por otro trabajo «crítico» hacia el sistema: Desafiando la lógica sin razón suficiente, que al decir del jurado, le fue otorgado por el «adecuado tratamiento de un tema sensible y polémico. Es decir: por criticar sin hacerlo como debe ser. Se puede decir que el sistema no funciona ni atrás ni adelante, pero hay que hacerlo con «estilo». Y en esto, Sayli es toda una experta.

Su experticia le valió para alcanzar una mención por otro trabajo: Turiguanó: Historia de un pueblo acorralado por la COVID-19; y otra mención más por Ciego de Ávila: exportaciones por debajo en el primer trimestre, del cual su título indica de qué va. Trata de un sistema económico que no funciona.

Por lo general, destacaron – aparte de la «monstruosidad» de Sayli Sosa – dos cosas en este Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio. Una, que los periodistas del diario oficialista Granma apenas si alcanzaron galardones, muestra inequívoca que el diario, lejos de convertirse en la cuna de las mejores plumas que pretende ser, es una una cueva de panfleteros ideológicos.

Y dos, que la mayoría de los trabajos premiados se otorgaron a diarios de provincias, donde por su alcance local, la censura a lo que se dice no es tan severa.

Aquellos nacionales como el Juventud, Trabajadores y el ya mencionado Granma, apenas si pasaron con alguna gloria por este 26 de Julio, que confirma que la UPEC conoce de sobra como «trabajar» con ese viejo adagio que reza: juega con la cadena, pero no con el mono.

más info: aquí

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

Combos de COMIDA para CUBA con CARNE DE RES ENVIAR AHORA
+