28.7 C
Havana
lunes, octubre 18, 2021

Redes sociales: el remedio cubano para resolver medicinas

Havana
nubes dispersas
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
70 %
3.6kmh
40 %
Lun
29 °
Mar
28 °
Mié
29 °
Jue
30 °
Vie
30 °

El gobierno cubano a cada rato, y sus acólitos, arremeten contra las redes sociales a las que acusan de ser peores que Satanás, sin tener en cuenta que han sido las redes sociales las que han resuelto, así, sin mucho aspavientos, que se hiciera viral el caso de unas niñas cubanas que en Holguín vivían con la llamada enfermedad de Darier, y que cubanos en Madrid, España, o en otras ciudades de este planeta resuelvan a menudo un medicamento que se está indicando mucho en Cuba contra la epilepsia, de niños también: el Valproato de Sodio.

Precisamente Valproato de Sodio es lo que anda buscando el humorista cubano Limay Blanco, quien también se hizo actor fundamental en que el caso de las niñas de Holguín que padecen la enfermedad de Darier, se hicieran virales. Limay y las redes sociales.

Sí, porque el actor utilizó las redes sociales para darle visibilidad al caso de las niñas, y eventualmente estas, con el empujoncito de Limay, lograron ser hospitalizadas.

Hoy se supo, a través de un médico del hospital donde las niñas están ingresadas, que las niñas han mejorado considerablemente desde su ingreso, y que reciben el tratamiento adecuado y están siendo estudiadas. También se conoció que, lamentablemente, las niñas llevaban más de un año sin seguimiento médico.

¿Dónde estaba el médico de la familia? ¿Las autoridades de Salud en Banes? Ya eso se investigará; lo importante ahora es conocer que luego de llegar al hospital con grandes lesiones en la piel, debido a la Enfermedad de Darier, las niñas han mejorado ostensiblemente en un corto tiempo.

Había sido su madre quien, a través de las redes sociales, pidió ayuda para conseguir el medicamento para las niñas. Su testimonio, y unas fotos donde se apreciaba el avanzado estado de la enfermedad en la menor más pequeña conmovieron a miles de internautas cubanos, entre ellos, según se recuerda, la periodista cubano-americana Maité Luna, quien rápidamente se movilizó y consiguió el tratamiento para la niña en Miami, aunque estaba a la espera, a través de las redes sociales, de alguien que pudiera llevarlo a Cuba. Simultánea a su labor, y a la de de miles de cubanos, entre los que destaca la actriz Giselle Odette – la famosa «rubia de Pateando la Lata» – y Limay Blanco, todos lograron que las pequeñas ya estén hospitalizadas, luego de recibir la visita de las autoridades de salud de su municipio.

Ahora, un reportaje de la televisión local de Holguín nos trae las palabras del galeno.

«Hace más de un año que esas niñas no recibían el seguimiento por nosotros. Y entonces acuden ahora nuevamente, con un cuadro similar de micosis con toma de todas las uñas y lesiones en piel también, y la más pequeña con grandes lesiones hiperqueratosis a nivel del dorso de la nariz», describió el especialista, que no fue identificado.

La madre de las menores también compareció ante las cámaras y dijo que a las niñas «me las tratan bien y siempre me les han puesto tratamiento»

Sin embargo, nada está tan claro en este asunto. Algunos internautas se cuestionan por qué la madre demoró tanto tiempo en atender la enfermedad de sus hijas; o si lo hizo, ¿cual había sido la respuesta de las autoridades sanitarias de Holguín?

Muy probablemente la joven madre no fue bien orientada; pero muy probablemente también, las autoridades se movilizaron ahora, luego de verse expuestas de manera obligada, por la viralidad que alcanzó el caso en las redes sociales, y por la influencia o presión de «influencers» como Limay Blanco.

Cibercuba Noticias destaca que «la explicación del galeno – se refiere al hecho de que las niñas llevaban un año sin tratamiento – se contradice con las últimas declaraciones de la madre de las menores, quien afirmó que tanto ella como sus hijas siempre han recibido una buena atención para su dolencia.»

«La mujer relató que ella padece esa enfermedad desde que tenía tres años y se ha atendido siempre en el hospital donde ahora están ingresadas sus hijas, y que el médico que la trataba a ella ahora lo hace con las niñas,» pero del caso se conoció a través de las redes sociales, y fue a través de las redes sociales que las niñas recibieron la visita de los especialistas de la Dirección Provincial de Salud de Holguín.

Tal parece que estos desconocían el caso, pero finalmente decidieron ingresar a las niñas.

¿Miedo a decir la verdad de parte de la madre ante la Televisión? ¿Qué sucedió realmente con las dos menores?

Lo que importa ahora es que las menores se curen, y que también se deje de satanizar a gente que, como Limay Blanco, exponen a través de las redes sociales casos que exponen de un modo u otro, el deterioro del sistema de salud cubano, aunque eventualmente el interés no sea este, sino encontrar soluciones a casos como el de una madre que ahora anda buscando un medicamento nombrado Valproato de Sodio, y que ha logrado llamar la atención de Limay.

Este, compareció en sus redes sociales visiblemente dolido con el pedido.

«Ustedes no se imaginan la cantidad de personas que me están pidiendo a mí valproato de sodio, es decir, que todo el que me está pidiendo está pasando por eso que está pasando esa mamá con esa niña», dijo el humorista entre lágrimas.

Según lo visto en el video que, el humorista publicó en su muro de Facebook, las convulsiones y los temblores por la epilepsia que sufre la jovencita, no la dejan ni siquiera levantarse de la cama.

La activista Masiel Rubio, que desde Madrid, España, ha logrado enviar a la isla más de dos toneladas de medicamentos a Cuba, asegura que no es un medicamento que le soliciten tanto, como por ejemplo la Azitromicina, o la Levodopa Carvodopa, para los enfermos de Alhzeimer; más bien le llega en pedidos específicos, pero sí confirma que es un medicamento «caro».

tal vez quieras leer: Activistas continúan enviando medicinas a Cuba, y ya suman dos toneladas

En España, se vende a más de 48 euros. En Estados Unidos cuesta bastante más.

Al hablar sobre el medicamento, y sobre su labor, Limay dijo que tiene su teléfono lleno de mensajes, con personas que le piden determinado medicamento. También Masiel Rubio ha vivido esa experiencia. La activista empleó dos días, con ayuda de dos amigos, en responder los mensajes que había venido acumulando, y que no había podido responder, desde mayo a julio, a través de las redes sociales; Facebook y Whatsapp, fundamentalmente.

Limay, se encomendó a Dios, por ayudarlo en su labor, y expresó:

«Yo no sé por qué Dios me escogió a mi para esta obra, yo me estoy cogiendo muy a fondo cada caso y son muchos. Yo creo que Dios necesita un soldado más fuerte para esta misión. Yo no puedo, no tengo fuerzas, no avanzo nada, no puedo dormir, ya mi vida no es mi vida, yo ya casi ni veo a mi familia y vive aquí conmigo. Mi esposa con los medicamentos y yo con los casos, no tenemos un segundo, porque suena el teléfono y es alguien que necesita algo urgente para su hijo o para su papá»,

dijo Limay.

«Jesús, si tú estas leyendo esto solo te pido con todo mi corazón que me des fuerzas y herramientas para seguir esta linda obra de ayudar al prójimo, pero no puedo finalizar esto sin preguntarte: ‘Jesús, ¿tú estas seguro que yo soy el indicado para esta misión?'»,

añadió.

«Visiblemente afectado con el caso, el popular actor se mostró agobiado por la carga de trabajo que implica sacar adelante la labor que realiza, una misión para la que a veces siente que no tiene fuerzas suficientes,» señala Cibercuba Noticias en una nota donde destaca la actitud humanitaria del humorista.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

Combos de COMIDA para CUBA con CARNE DE RES ENVIAR AHORA
+