24.2 C
Havana
lunes, septiembre 20, 2021

Un gigante de 2.46 m hace historia en el voleibol sentado

Havana
nubes dispersas
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
100 %
0.5kmh
40 %
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
30 °
Jue
30 °
Vie
29 °

Un jugador iraní, un verdadero gigante por su impresionante estatura y su historia de superación personal, competirá en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 en el voleibol sentado.

El iraní Morteza Mehrzad se ha sobrepuesto a todos los problemas de salud que lo llevaron a la depresión y le imposibilitaban llevar una vida normal, para convertirse en una estrella mundial del voleibol sentado, un deporte en el cual competirá en los actuales Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Quizás quieras leer Muere quien fuera el hombre más alto de EEUU

Este gigante en toda regla mide 2,46 metros y es el deportista profesional más alto de la historia -además del hombre más alto de su país y el segundo del mundo-, condición que le ha provocado muchos padecimientos a lo largo de su vida.

Según cuenta el medio La Nación, Morteza Mehrzad nació en 1987 y sufrió problemas físicos desde pequeño, pues “nació con acromegalia, una enfermedad que provoca que la glándula pituitaria produzca demasiada hormona de crecimiento, lo que deriva en que brazos, piernas, manos, pies y cara crezcan de manera anormal. Se calcula que en el mundo existen entre 40 y 70 pacientes con acromegalia por cada millón de habitantes”.

Sus dificultades empezaron desde la adolescencia, cuando a los 15 años se fracturó la pelvis y como resultado, su pierna izquierda paró de crecer y se quedó unos 15 centímetros más corta que la derecha, algo que le provocó aprietos para caminar.

Por ese entonces, su estatura ya era descomunal. Apenas con 16 años medía 1,90 m, aunque se veía condenado a pasar tiempo en una silla de ruedas para poder moverse y la depresión hacía presa de él.

En 2011, cuando asistía a un programa de televisión, el DT de la selección de voleibol sentado de Irán lo vio y lo llamó para que fuera parte del equipo nacional, en el cual sobresale porque debido a su tamaño, supera la red, como muestra el video de
Titans Volleyball.

Desde entonces, su vida cambió para siempre porque encontró un motivo de confianza en el deporte e incluso, se coronó ya campeón paralímpico en el 2016, en Río de Janeiro.

“El deporte es vital para las personas con discapacidades. Yo era tímido y no tan hablador, tenía miedo de hablar al principio, pero mis compañeros me trataron bien y me apoyaron. Ayuda a las personas con discapacidad a levantar el ánimo y también colabora a desarrollar la confianza en sí mismas”, declaró sobre el voleibol sentado.

En Tokio 2020, intentará repetir la hazaña de obtener una nueva corona olímpica, pero, sobre todo, tratará de ser una vez más un referente de la voluntad humana para imponerse a las adversidades.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡El MAYOR BONO de la historia! Por 500 CUP reciben 2000 CUPRECARGA AQUÍ
+