24.2 C
Havana
lunes, septiembre 20, 2021

Un gobierno nervioso por tiempos difíciles

Havana
algo de nubes
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
100 %
1kmh
20 %
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
30 °
Jue
30 °
Vie
29 °

¿Tendrá algo que ver esto de «los tiempos difíciles» que se viven actualmente en la isla, con la citación por parte de la Seguridad del Estado a «influencers» como Daguito Valdés?

Tiempos difíciles se avizoran en Cuba, y la lógica, esa que nos recuerda «el final de los días» en la RDA, Bulgaria, Rumania, Checoslovaquia, Polonia o Yugoslavia… nos dice también que los gobiernos comienzan a sentirse nerviosos y a citar a las cabezas visibles; a arrestar a disidentes, o cuando menos a escucharlos, intentar alianzas, ganar tiempo…

De hecho no es que se avizoren tiempos difíciles en Cuba, es que en Cuba se vive ya un momento difícil; se han vivido 62 años difíciles -algunos años más que otros- y solo un iluso revolucionario no se da cuenta.

tal vez quieras leer: Mito de la potencia médica cubana se desinfla

En el año 2019, en Cuba nacieron 109.707 niños, 6.626 menos con relación al año precedente. Según cifras preliminares de la Dirección de Registros Médicos y Estadísticas del Ministerio de Salud Pública, en el año 2020, en la isla nacieron 105.030 niños, 4.686 menos que el año anterior.

Aporto el dato porque alrededor de 79.42% de fallecidos como promedio, diario, en los últimos siete días en Cuba debido a la COVID-19, pueden representar muy poco en comparación con esos 100 mil nacidos en el año; pero la realidad está más allá de los datos y las cifras; e incluso, en el caso de Cuba, más allá de lo que dicen los medios oficiales.

Como bien recoge el internauta Eyder la O Toledano en Facebook: «La UJC y el MINSAP deben darse una vueltica por Facebook, parece un obituario«.

El malestar por el desinfle del mito de la «potencia médica»; la incipiente poca confiablidad en las vacunas Abdala y Soberana; el colapso hospitalario en varios centros de salud del país, la falta de alimentos y medicinas, entre otras muchas carestías, no solo pudo haber sido el detonante de las protestas del 11 de julio, cuyos ecos aún se manifiestan hoy, sino que además, el modo que encontró el gobierno para reprimir la misma, enfrentando a cubanos contra cubanos, y las denuncias sobre el proceder del MININT y el Ministerio de Justicia tras los arrestos, pudiera haber incentivado más el malestar en miles de cubanos, algunos con mucho poder de convocatoria en las redes sociales. No olvidar aquí que figuras como Chucho Valdés, Adalberto Álvarez, Haydée Milanés, Elito Revé, Pablo Milanés y otros criticaron la situación generada en la isla tras el 11J.

Influencers cubanos como el tuitero Yo uso Nasobuco, y el youtuber Daguito Valdés fueron llevados en las últimas horas a oficinas de la Seguridad del Estado para «conversar» con relación a hechos que tienen mucho que ver precisamente con esto: con las redes sociales; un medio que no existía en 1990 cuando en socialismo en los países de Europa del Este se derrumbó.

La Seguridad del Estado y el gobierno cubano reconocen el poder del internet, de las redes (Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp, TikTok, Snapchat, y otros) como herramientas de movilización y catalizadores del malestar en la isla; especialmente entre los jóvenes, que son quienes más las usan.

¿Tendrá algo que ver esto de «los tiempos difíciles» que se viven actualmente en la isla, con el llamado a los «influencers»?

Daguito Valdés dice que «la cita duró una hora, y el tema principal fue la situación actual del país y mis publicaciones en las redes sociales con respecto a eso». Daguito, que se sepa, no es precisamente un crítico político, pero ejerce influencia entre sus seguidores, y al castrismo le es incómodo tanto poder «por fuera» de sus controles.

Una compleja situación económica casi siempre desemboca en un estallido social

Hoy, según citan medios oficialistas cubanos, el Instituto de Investigación Económica alertó al gobierno de la isla de que la recuperación del turismo puede tardar 4 o 5 años. Un tiempo más que largo, con una significación muy especial, como para no «predecir» que tiempos difíciles se avizoran en el país; en un país que, en muy buena medida depende del turismo para mantener malamente su maltrecha economía. Esta rama económica genera un millón de empleos y aporta un 10% al Producto Interno Bruto (PIB); solo por detrás de la venta de servicios profesionales al exterior.

El profesor Elías Amor, en un artículo publicado en el portal Cibercuba Noticias en abril del 2020, auguraba para la isla un complejo 2021.

«Un escenario (el de 2020) que no lleva visos de mejorar en 2021, por cuanto la temporada alta parece perdida. No son buenos presagios tampoco, conforme avance 2021 y se mantengan las mismas tendencias en los mercados mundiales, con el efecto recesivo sobre el conjunto de la actividad económica, el empleo y la generación de riqueza»,

avisó.

Sin embargo, hay que resaltar que las predicciones de Amor, dichas en abril del 2020, apenas un mes después de la entrada de la pandemia a Cuba, muy bien que pudieran resultar «cortas», por cuanto el destacado economista no contaba en ese momento, ni por asomo, con todas las herramientas para valorar en su justa medida el impacto que tendría el coronavirus en la isla.

Asegurarse en el poder, a como dé lugar.

La experiencia vista en Europa, consultadas dos fuentes que vivieron aquellos tiempos difíciles y la caída de casi todo el bloque socialista de Europa del Este en los años 90´del pasado siglo, indican que «la teoría» casi siempre es la misma: mantenerse en el poder a como dé lugar. No importa el daño económico. No importa el malestar social existente.

Parece que siguen pautas de un libro. No soltar. Aferrarse. Hacer cambios. Liberar presión.

Horas antes de ser ejecutado públicamente, y en medio de un complejo panorama económico social, el dictador rumano Nicolae Ceaușescu prometía en un acto público un aumento de salarios; pero ni siquiera eso lo salvó de la muerte.

Ceaușescu, secretario general del Partido Comunista Rumano en el periodo 1965-1989, y presidente de Rumania y del Consejo de Estado de Rumania desde 1967 hasta su ejecución en 1989, ultimado a balazos -en 1990 un miembro del FSN admitió que los Ceauşescu (Nicolae y su esposa, Elena) fueron fusilados por 80 soldados y que recibieron 120 impactos de bala- intentó también horas antes mantenerse a toda costa en el poder.

Intentó conciliar, a pesar de haber ejecutado ya a campesinos y rivales de su gobierno. Intentó salvarse, pero ya la suerte estaba echada. Era el final.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡El MAYOR BONO de la historia! Por 500 CUP reciben 2000 CUPRECARGA AQUÍ
+