26.2 C
Havana
lunes, octubre 25, 2021

Tendencias del covid: «las vaxxies»

Havana
algo de nubes
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
100 %
1.5kmh
20 %
Lun
30 °
Mar
29 °
Mié
29 °
Jue
30 °
Vie
27 °

¿Sabe usted qué son las vaxxies? Probablemente no y haya sido partícipe de ello; pero no se preocupe que no es algo contagioso ni enfermizo, aunque está relacionado con una enfermedad.

De hecho, de una enfermedad que no es una enfermedad cualquiera. Las vaxxies están relacionadas con la covid-19. El coronavirus, si es que así prefiere llamarle.

Seguramente sí ha oído usted hablar de las «selfies», modo en que comenzaron a llamarse las «self pictures», una vez que los teléfonos inteligentes permitieron que sus dueños se autoretratasen. Si bien es cierto que ya desde la aparición de las cámaras digitales muchos «solteros» solían retratarse a sí mismos en los lugares, las selfies aparecieron después. Y las vaxxies llegaron tras las selfies.

Pero, ¿qué son las vaxxies? Pues las selfies cuando te vacunas contra la covid-19.

Seguramente has visto como cada vez más las redes sociales se inundan de fotos de personas que se han vacunado contra la covid-19; y que para demostrarlo, para exhortar a los demás -en el caso de los influencers se valora más todavía- postean una foto de su brazo recibiendo el pinchazo.

Aparentemente nada hay de malo en tomarse una selfie mientras te vacunas. Perdón: una vaxxie; pero el asunto no deja de ser polémico.

Dicen que algunos médicos y enfermeros se niegan a ser retratados. Otros dicen que en algunos sitios está prohibido tomar fotos. Y dice el diario español El País que «la tendencia de los ‘vaxxies’ o autorretratos de vacunación con móvil crece en medio de la polémica».

El diario, con justicia, señala que las fotografías y fotógrafos han sido, como los historiadores, parte trascendental en la conformación del legado histórico. No pocos hechos trascendentales en la historia han sobrevivido así, hasta nuestros días, gracias a una fotografía. De no pocas figuras de la historia se desconoce cómo eran porque en la época en que vivieron no había fotógrafos.

Lo cierto es que hacerse fotos es importante en los acontecimientos trascendentales. Los más viejos solíamos retratarnos en cumpleños -nuestros o no- una vez al año.

Los quince, para las adolescentes, pasan más allá de una fecha normal en el calendario. No hay quince sin fotos; tanto como no existen bodas sin foto.

¿Quién se ha casado y no guarda y conserva las fotos de su boda? Bueno, yo perdí las mías…

Hasta ahora, que se sepa, solo los divorcios -que sí, que los divorcios son también hechos trascendentales e importantes en la vida de las personas- son los que menos fotos y autofotos llevan. De hecho, casi que ninguna he visto.

Ahora, sin embargo, tenemos esta enfermedad, que ha marcado el planeta desde el año 2020 y que aún ahora a mediados del 2021 sigue rigiendo el mundo económico y social en no pocos países.

La gente que ha sobrevivido al virus, y hay ya más de 3 millones de fallecidos en el planeta por la enfermedad, se siente como si hubieran renacido. Sí, vacunarse contra la covid-19 es un momento importante y merece una selfie o dos. O bien tres o cuatro. Vaxxies se llaman.

El artículo de El País tiene hasta una anécdota graciosa si se quiere. Una estudiante de un doctorado en Farmacia en la Nova Southeastern University en Nueva York dice que además de las preguntas de rigor que se hacen segundos antes de vacunar a las personas -si tiene alergias o toma anticoagulantes- ella le pregunta al futuro vacunado si prefiere una foto «normal», tirada por otra persona, o si prefiere una selfie. Perdón, una vaxxie.

El término ni siquiera es nuevo. Por alguna razón ya se habló de él en The New York Times, en una fecha «tan lejana» como el 27 de diciembre de 2020.

El diario menciona entre las vaxxies más importantes hasta ahora la del primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, de quien se cuenta enloqueció a las redes, al mostrar su torso «medio desnudo y tonificado mientras se vacunaba».

El Primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, enloqueció a las redes con esta foto. Foto: Twitter

¿Fue esa la primera? Muy probablemente no. ¿Cuántas se contabilizan hasta ahora? Imposible saberlo.

Eso sí, hay vaxxies famosas y la revista Slate ha recogido algunas de ellas, entre las que menciona en un listado de 57 vaxxies de famosos las de Tony Bennett, Joe Biden, Dolly Parton, Marc Jacobs e Isabella Rossellini.

El País menciona entre otras «vaxxies» famosas, lo que en aquella época no existía el término, ni eran «selfies», a una foto que se tomó en 1966, el microbiólogo Maurice Hilleman, mientras inmunizaba a su hija pequeña Jeryl Lynn, «con la primera vacuna contra las paperas que se utilizaba en el mundo».

El País menciona además otra vaxxie similar: un Elvis Presley de 21 años vacunándose en 1956 contra la polio. De acuerdo con el citado medio, esta foto «renovó la confianza en la vacuna y cambió la progresión de la poliomielitis en Estados Unidos.»

Elvis Presley se vacuna contra la poliomelitis. Foto: Archivo / Wikimedia Commons

Menciona también el diario español una foto que se tomó en 1953 el virólogo estadounidense Jonas Edward Salk. Salk «se dejó hacer una foto mientras probaba en su familia la primera vacuna experimental contra la polio.»

Y justo aquí, yo cubano, quisiera detenerme.

¿Dónde queda en la historia la que sería la primera «vaxxie» entre los cubanos? Me refiero a una icónica imagen del doctor cubano Tomás Romay.

Tomás Romay y Chacón, nacido el 21 de diciembre de 1764, en La Habana, Cuba; y fallecido en la misma ciudad el 30 de marzo de 1849, no solo fue un distinguido médico, sino que además se le considera «el primer higienista e iniciador de la ciencia médica en la isla. Introdujo una visión científica de los problemas de la Medicina e impulsó la modernización de la Medicina clínica, en la Universidad de La Habana».

Los cubanos lo conocemos como el descubridor de la vacuna contra la viruela y cuenta la leyenda que cuando Romay anunció que tenía la vacuna, nadie creyó en él.

Romay, para romper el escepticismo, decidió vacunar a sus propios hijos. Y sí, existe una imagen, del momento en que Romay vacunó a sus hijos contra la viruela.

Una pintura hecha en el año 1963 por el pintor cubano Ramón Loy González, pudiera ser considerada como «una vaxxie».

En realidad no es una foto, sino una pintura hecha en el año 1963 por el pintor cubano Ramón Loy González, pero que pudiera muy bien calificar como una de las tantas «vaxxies» lejanas en el tiempo, que justo ahora es que reciben el dichoso nombrecito.

por Roberto A.

tal vez quieras leer: Hábitos que llegaron para quedarse con la pandemia

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: hola@cubacomenta.com

Lo más leído

Quizás te interese

¡RECARGA DOBLE al saldo principal!RECARGA AQUÍ
+